After.Life

─¿Porqué morimos? ─pregunta una desconcertada y arrepentida Anna Taylor, a lo que Eliot Deacon responde: ─Pues, para hacer importante el vivir.

Después de un horrible accidente automovilístico, Anna Taylor “despierta” para encontrarse con Eliot Deacon, el director de funerales del pueblo, quien en esos momentos la está preparando para su funeral. Entre la confusión, el miedo y aún sintiéndose viva, Anna no puede creer estar muerta, a pesar de que Eliot le explica una y otra vez que está pasando por la transición hacia el más allá. Eliot admite que tiene el don de escuchar y comunicarse con esas almas aún perdidas y que es el único que puede ayudarla. Atrapada dentro de ese lugar, sola con Eliot y entre cadáveres, Anna debe enfrentar sus miedos y dudas en el camino de aceptación de su muerte. Sin embargo, Paul, devastado y afligido, era el novio quién pensaba proponerle matrimonio a Anna el día que esta murió; Paul duda de que Eliot sea quien dice ser y está convencido de que Anna aún vive.

Básicamente, la película gira en torno a estos tres grandes personajes y tiramos a Jack a la mezcla, un niño que demuestra ser más de lo que al principio parece. Tenemos un gran choque, una gran película. Cuatro puntos de vista distintos: La mujer en el dilema de la vida y la muerte, el director de funerales con el don de escuchar a los muertos atrapado en las voces de su trabajo, el novio angustiado buscando las respuestas mientras todos le dan la espalda y el niño que termina con un rol al cual no estaba destinado en un principio.

Es una de esas películas que te mantienen pensando cada minuto, cada detalle es importante y a la vez más confuso, te atascas con una idea y luego una escena te hace cambiar de parecer, es como si fueras una bola de tenis, te golpean para cada lado. Aún así, la directora hace el intento de dejar las alternativas abiertas para la propia interpretación de cada observador. Pasarás minutos analizando los detalles incluso después que pase la película, por lo que advierto que no es apta para insomnes. 😛

Es un filme que, inevitablemente, te recuerda a la serie “Saw“, no tanto en el contenido, sino en el trasfondo.

La música es bastante buena, le da excelentes toque de suspenso a las escenas y fácilmente es su culpa que nos mantengamos a la expectativa y al margen de nuestros asientos algunas veces. La dirección es muy buena, sutil y sensible a pesar de ser para una película que llegó a dvd sin pasar por las pantallas grandes. Los elementos técnicos en general son muy buenos y permiten a la película evolucionar con facilidad a medida que transcurren los minutos junto a cada personaje presente.

La actuación de Christina Ricci es aceptable, nada espectacular, por momentos nos hace olvidar que tiene tanto tiempo detrás de las cámaras, pero no nos distrae del argumento. Y ya que menciono distracción, cabe destacar que Ricci, debido al personaje que representa, pasa una gran parte de la película en un atrevido vestido corto, mostrándonos sus delicados atributos debajo de la fina tela roja y unas hermosas -pero pálidas- piernas. Ya para la mitad del film, tenemos a la actriz totalmente desnuda en varias de las escenas, solo es una advertencia de lo que se pueden encontrar y parte del porqué la película está Rated “R”. Por otro lado, el actor Justin Long me sorprendió con su actuación, deja marcado que puede trabajar con facilidad en dramas y suspensos y no solo en comedias e interpretando personajes homosexuales -y, por supuesto, en comerciales de Apple-. El adorable niño Chandler Canterbury, quien ya ha actuado en películas de nombre como “El Curioso Caso de Benjamin Button”, “The Knowing” y “Repo Man”, demuestra su comodidad alrededor de grandes actores una vez más, presentando su papel con agilidad y profesionalismo, muy creíble y con impresionante gracia. Y, por supuesto, Liam Neeson, más que espectacular, nadie habría hecho mejor ese papel tan demandante ya que necesitaba mostrar en su personaje muchas características para poder lograr el cometido de la producción cinematográfica.  Es la razón que hace que la película esté cargada de suspenso, misterio y preguntas sin rápidas respuestas. Neeson se encarga de colocar esas citas con increíble poder, es como si cada comentario que él hiciese fuera a grabarse en piedra, citas filosóficas. Citas como “I thought you were different. You all say you’re scared of death, but the truth is you’re more scared of life”, [“Pensé que eras diferente. Todos dicen que la muerte los asusta, pero la verdad es que les asusta más la vida”].

After.Life es una muy buena película, es mi tipo de film: suspenso psicológico, de esas que te ponen a pensar, tratar de adivinar y buscar respuestas a destiempo.
A pesar de tener baja puntuación en las redes sociales y páginas relacionadas, considero que After.Life debería ponerse a prueba. La busqué sin esperar mucho a cambio, solo detrás de Liam Neeson, que es uno de mis favoritos, y les digo que terminé satisfecho y, claro, con decenas de ideas en mi cabeza.

Dime tú, ¿qué responderías si Eliot te preguntara? “¿Qué harías con una segunda oportunidad?”

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: