Lluvia II – El Viaje

Torrente de agua… Caen Gotas uniformes sobre la gran masa líquida donde me encuentro hundido.
No las veo caer, no las veo unirse… Pero sé que eso es lo que está sucediendo… Con eso me basta.
¿Cómo podré yo verlo? La oscuridad no me lo permite. La nube quedó paralizada frente a la sonriente luna como un extraño apareamiento. Y estoy muy en lo profundo.

Cierro los ojos… Los cierro para no ver las paredes que se ciernen sobre mi, alrededor de mi.
Tienen dientes, y quieren devorarme… Prefiero sufrir sin ver que ver lo que sufro.
Me falta aire… Quisiera doblar mis rodillas e impulsarme con el suelo para subir, para salir…
No puedo, estoy paralizado… Y no puedo más que acurrucarme y cerrar los ojos… Esperar.

Al estar oscuro cierro los ojos y, al hacerlo, no hay diferencia.
De repente, rayos de luz coloridas vienen hacia mi en diferentes direcciones, en todas las direcciones.
Quiero abrir los ojos, pero es lo más bello que he visto en mi vida (aparte de su mano).
Intento abrir los ojos y es inútil…

Los rayos vienen hacia mi, O, ¿voy yo hacia ellos?
No, creo que los rayos están inmóviles y quien en realidad se mueve soy yo…
Me muevo en un mundo dentro de mi… Es como si hiciera un viaje cuyo destino no conozco.
Y aún no puedo abrir los ojos… Ya no lo intentaré más, simplemente me dejaré llevar.
Veré lo que tenga que ver… Llegaré donde tenga que llegar…
Y arriba, todavía llueve… Y tu mano, aún no aparece…
Regresa, ¡te necesito!

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: