Lluvia IX – Un Camino Por Delante

Dentro, protegido de la incesante lluvia, el sonido al impactar el pasto
traía a mi memoria eventos pasados,
emociones y sentimientos guardados en un cajón.

Oscuridad, profundidad, claustrofobia.

Por alguna extraña razón, no me sentí agobiado ni angustiado,
no sentí tristeza ni miedo.

De repente, me vi frente a la puerta, aún dentro de la casa.
Estaba abierta ¿la había abierto yo? No sé, quizás si.

Su mano estaba ausente.
Por los alrededores andaba… Pero ausente.

La lluvia, como una cascada, frente a mis ojos.

Di un paso hacia delante.

Inmediatamente cayó ese torrente sobre mi pude sentir emociones incontables.

Caminé…
Al principio despacio,
luego, a pasos menos vacilantes.

Me adentré más a la lluvia,
y no puede negar que quería voltear la mirada…
me detuve y lo hice.

Vi una casa que nos tardó años construir.
y en la ventana vi su mano mientras la lluvia golpeaba el otro lado del cristal.

Vi su mano, estaba allí… O eso creo.

Me gusta pensar que así fue.

Me esperaba un largo camino hacia delante,
Empecé a caminar…

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: