Vamos a Hablar de Sexo…

Okay, ya que tengo su atención, el título de esta entrada es el tagline de la película que comentaré: Kinsey. Titulada por el apellido del controversial entomólogo, Alfred Charles Kinsey, cuya contribución más importante a la humanidad fue su estudio sobre el comportamiento sexual tanto en hombres como en mujeres.

La película se basa en hechos verídicos sobre la vida de este señor; desde su niñez, sus estudios, trabajo, matrimonio, hijos e investigaciones en el campo sexual, todo lo primero condensado y abarcando mayormente en lo último citado; su faena para establecerse como uno de los pionero en el área de la sexualidad humana.

Sus inquietudes comenzaron a partir del matrimonio y su primer encuentro sexual, el cual no fue satisfactorio, combinado con las preguntas de sus estudiantes de la universidad. Era profesor de biología y, aunque la sexualidad no era su campo per se, a él se le acercaban los jóvenes con problemas de intimidad, llevando a Prok (nombre que le dieron sus estudiantes, diminutivo de Profesor Kinsey) a interesarse por esta vertiente y tomando estadísticas en base a exhaustivas entrevistas.

Kinsey rompe tabúes de esos años (1930-1950 aproximadamente), concepciones erradas de prácticas como la masturbación, sexo oral, posiciones sexuales, etc. Y, por supuesto, esto no es muy bien acogido por una parte de la población y las investigaciones de Kinsey sufren a causa de esto.

Básicamente, la película trata sobre todo esto, presentada de una manera detallada y algo educativo, si así podría decirse. No recomendada para menores, ya que la manera poco ortodoxa de Kinsey para recoger datos incluye su presencia en plenos actos sexuales, además es obvio que los temas son enteramente avanzados; hay imágenes de órganos sexuales, presentan infidelidades, lujuria, desnudez total de ambos sexos, temas algo perturbadores y muy maduros tales como la pedofilia, incestos, violaciones, sexo con ancianos, homosexualidad, zoofilias, entre otros.

El elenco es excepcional, tomando en cuenta también que la película se filmó en 37 días, Liam Neeson (uno de mis favoritos, como creo que ya he dicho anteriormente) presenta otro papel de manera grandiosa, Laura Linney y Peter Sarsgaard brillan con su propia luz y Timothy Hutton y Chris O’ Donnell no se quedan atrás, a pesar de tener roles menos demandantes y de menos presencia en pantalla, aún así, un elenco que dió vida a 15 años de investigaciones y entrevistas a más de 18,000 americanos en tan solo 37 días de filmación. Como nombramientos especiales señalo a Tim Curry, Oliver Platt y John Lithgow que se merecen el señalamiento por sus grandes aportes en sus pequeños roles.

Como dije anteriormente, y como se pudieron dar cuenta aunque leyeran entre líneas, no es un film para todo tipo de persona, es crudo, es directo, no tiene rodeos. Lo recomiendo con mayor especificidad a psicólogos, sexólogos, doctores y todo lo relacionado con estas ciencias. La película es interesante, aunque un poco larga, por lo que llega a aburrir un poco en algunas escenas, pero la mayor parte del tiempo es entretenida y a la vez educativa. Hace 7 años que salió esta película y generó más de 10 millones de dólares, créanme, no será muy difícil de localizar.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: