Puerta de Cristal

En cuanto a relaciones interpersonales se refiere -excluyendo, por hoy, las relaciones amorosas-, siempre he pensado que el corazón -para culpar a alguien, por supuesto- es como una puerta abierta. Y no es que lo sea, debe de serlo. Las personas -amistades- deben poder transitar sin problemas, entrar y salir a placer.

Existen personas que gustan de aprisionar a sus amistades o conocidos, lo que a veces se desconoce es que esas puertas son de cristal. ¿Qué pasa cuando estás aprisionado y lo único que te roba la libertad es una puerta de cristal? Si utilizaron el verbo romper, les digo que acertaron.

Ahora, los retaría a romper un cristal con sus puños, pero no, no intenten eso en casa. El punto es que salen heridos, y adivinen, las puertas simbolizan el corazón, por lo que también sale herida la persona en cuestión.

¿Qué quiero dejar dicho? Pues, mantengan sus puertas abiertas, disfruten las amistades que entran, trátenla bien, hagan que se queden por siempre y para siempre y no forzen las cosas, así nada funciona.

Y con esta reflexión acabo el mes de Octubre, confiando que el próximo será mejor… Una grandiosa antesala para el mejor mes del año, Diciembre (al menos para mi) 🙂

Estadio de los New York Mets, Citi Field – Nuevas Dimensiones

Sería interesante conocer las opiniones de algunos jugadores de los Mets como David Wright y Jason Bay, cuyo poder se ha visto limitado en los últimos dos años gracias a las enormes dimensiones de su nuevo estadio, además, la opinión de José Reyes (válida si se queda en el equipo) ya que a él sí le convenían los grandes espacios para depositar las bolas en los huecos y correr las bases como sólo él lo hace.

¿Porqué quisiera conocer sus opiniones? Pues porque los Mets tendrán nuevas dimensiones para su estadio Citi Field para la temporada 2012.

Lo más impactante quizás es que cambiarán el color de las paredes de verde olivo/oscuro/casi negro al tradicional Mets’ Blue, que muchos fans querían.

El estadio seguirá siendo espacioso, pero beneficiará a ambos, tanto lanzadores como bateadores. Utilizarían el espacio para agregar asientos y escaleras de acceso.

No entraré mucho en números y detalles ya que quizás a muy pocos les interese este post. Para el grupo restante, les dejaré una foto y un enlace de lo que más o menos tienen pensado hacer. A mi me gusta, aunque quizás la famosa pared de Modell’s debió permanecer igual, sin importar la dificultad, ese espacio le daba una característica única al estadio.

Video del Mes: Octubre

Este mes le toca a otra de las bandas que está dentro de mi Top 10 de grupos favoritos. ¿Y cómo olvidar el monstruoso álbum debut en el 2003? Y tres años más adelante otro potente disco. Ahora, el 11 de Octubre 2011, Evanescence lanza al mercado su tercer álbum y es también impactante, aunque personalmente, considero que es un poco más flojo que los dos anteriores, pero bueno. Su 1er sencillo (y video) se difundió en los medios antes de la salida del disco y este video es el protagonista de este mes, espero que lo disfruten tanto como yo lo hice, es una excelente canción y el video no se queda atrás.

Open Water 2: Adrift

Siempre hay películas que, como dicen, “vuelan debajo del radar”. Ese tipo de películas que nadie recomienda, que tienen bajas puntuaciones, que fueron realizadas con un bajo presupuesto, que no posee nombres de famosos actores, en fin, entienden la idea. Pero les digo, muchas de esas películas no son tan malas, o no lo son en lo absoluto.

Open Water 2: Adrift quizás no se considere como una película buena, pero dentro de mi género favorito -suspenso psicológico- sobresale un poco y, claro, no es de esas películas como Inception o Shutter Island, que te ponen a pensar y a tejer teorías y que te sorprende con un inesperado o chocante final.

Open Water 2: Adrift está basada en eventos reales, aunque un poco difícil de creer gracias a unos errores de trama que tiene la película, pero bien. Trata sobre una pareja -James y Amy- que viaja con su bebé hacia México para navegar en el Yate de su un amigo Dan junto a otros amigos que tienen en común. Una vez en mar abierto, recuerdos de su pasado, alcohol y un bizcocho de cumpleaños; todos pasan un agradable rato. A millas de la ya invisible orilla, la novia de Dan sugiere detener el barco para salir a nadar en aguas calmadas y todos la acompañan menos Dan y Amy, que resulta habían tenido una relación. Ellos se quedan conversando cerca de la bebé y Amy no pensaba entrar al agua gracias a una fobia debido a un trauma de su pasado. Dan, jovial y relajado, levanta a Amy y ambos se tiran al agua, Amy hace una crisis y eso atrasa el tiempo en que se dan cuenta de que no bajaron las escaleras del yate y están todos en el agua sin manera visible de subir.

El resto de la película los personajes intentan desesperadas maneras de subir al barco, fallando todas y entrando en una desesperación que trae sus consecuencias.

La mente humana es poderosa, tanto para bien como para mal y eso lo comprobamos aquí. Es fácil preguntar porqué tal personaje hizo eso o actuó de X manera, pero la situación, la desesperación y agotadas esperanzas de vida demuestran que la razón pende de un hilo y las acciones realizadas pueden no ser las mejores.

Open Water 2, es la secuela -obviamente- a Open Water, la cual no he visto y que pienso ver pronto en Netflix. Dicen que la primera es mucho mejor, seré el juez de ello y lo comentaré aquí.

Revenge

La verdad es que admiro series con tramas inteligentes, llenas de intrigas, extenso elenco de personajes, la habilidad de tejer cada capítulo con maestría y atraernos hacia los demás con facilidad, finales de episodios satisfactorios pero con cuestionantes abiertas y palpable continuidad, buenas actuaciones, personajes memorables tanto para bien como para mal, en fin, esos pequeños elementos que hacen de una serie grandiosa, Revenge es una de ellas.

Revenge es una de mis series favoritas en esta temporada de Otoño y, claro, con todos esos elementos citados, ¿cómo habría duda?

Emily Thorne, es realmente Amanda, una niña quien presenció cómo un grupo de personas inculpaban a su padre y destrozaron su vida. Ahora adulta y con muchos millones heredados, Amanda toma otra identidad y, con ayuda de una guía dejada por su padre y un genio informático, empieza a tejer una tela de la cuál ningún culpable se salvará, cada capítulo tomando forma hasta llegar a una venganza impecable.

Una serie con un toque más de novela; una mezcla de intriga, drama, suspenso y algo de acción. Muy buenas actuaciones y una historia bastante interesante como para querer despegarse. La recomiendo altamente a cualquier tipo de público joven-adulto.

Person of Interest

Quizás las palabras de Michael Emerson en la introducción de cada episodio de esta serie no suene tan interesante traducido en español, pero aquí va:

“Estás siendo observado. El gobierno posee un sistema secreto, una máquina que te espía a cada hora de cada día. Lo sé porque fui yo quién la construyó. Diseñé una máquina para detectar actos de terror, pero esta máquina lo ve todo: crímenes violentos involucrando personas ordinarias… personas como tú. Crímenes que el gobierno considera irrelevantes; al ellos no actuar decidí hacer algo al respecto, pero necesitaba de un compañero, alguien con habilidades para  intervenir. Asediados por las autoridades, trabajamos en secreto. Nunca nos encontrarás, pero víctima o autor de crimen: si sale tu número en nuestro equipo, nosotros te encontraremos”.

Básicamente, esto resume el contenido de la serie, cada episodio nos muestra un personaje diferente que puede ser víctima o autor de un crimen y el dúo trata de intervenir, impidiendo que se desenvuelva el trágico acontecimiento.
Este dúo consiste de un ex-CIA con sus problemas del pasado, Mr. Reese, interpretado por Jim Caviezel (“El Conde De Montecristo, La Pasión de Cristo”) y un genio multimillonario cuyo pasado encierra bajo llaves, Mr. Finch, interpretado por Michael Emerson (“Lost”, “Saw”).

La premisa de la serie es algo original y muy interesante, aunque con toques de ciencia ficción por el alto contenido tecnológico que lo hace ver un poco irreal, o exagerado. Las actuaciones son de primera, Emerson es uno de mis actores favoritos y no imagino a otra persona en este rol, enigmático, misterioso y con respuestas sobre su pasado aún sin resolver, Emerson nos presenta a un personaje digno de los creadores de Lost que, por supuesto, están detrás de esta serie de una forma u otra. Por otra parte, Jim Caviezel hace un buen papel como el ex-agente que esconde sus sentimientos tan bien como a su persona, las secuencias de acción son excelentemente manejadas y bastante creíbles. El resto del elenco desempeñan aceptablemente sus roles, al igual que los actores que interpretan un sólo capítulo.

El soundtrack es muy bueno, va acorde con lo que va pasando en la serie, y el ambiente y los efectos son de película. Ambientada en Nueva York, eso es un +1 para mi.

Definitivamente, Person of Interest, es uno de los mejores shows de esta temporada de Otoño y, aunque cada capítulo está desprendido del otro, o sea, no hay una palpable conexión lineal, dependerá de cómo manejen las tramas para que sea un éxito en esta “ahora exigente” sociedad televidente.

Unforgettable

Considero que 5 episodios son más que suficientes a la hora de evaluar un programa de televisión y, con esa misma cantidad de episodios vistos de Unforgettable, creo que puedo llegar a un feliz divorcio.

Y no me malinterpreten, no es una mala serie, sucede que mi lista es algo extensa y busco maneras de aligerar mis cargas y debo decir que Unforgettable tiene el estilo de Castle y de Person of Interest pero con menor calidad general y, cuando tengo dos excelentes series con premisas parecidas, ¿para qué una tercera?

La serie sigue a Carrie Wells, una antigua detective que es reclutada por su antiguo novio para trabajar en el cuerpo de la policía de Nueva York luego de trabajar en un caso juntos después de mucho tiempo. Sucede que Carrie Wells padece Hipertimesia, una condición clínica donde la persona afectada posee una memoria bastante superior a los demás. Esto ayuda al equipo de detectives a descifrar los más intrincados casos.

Mi problema radica en la continuidad, soy poco flexible con los dramas de este tipo que no tienen relaciones entre episodios, aunque Castle y Person of Interest son similares en este aspecto, los actores y los personajes que interpretan están a un nivel mucho mayor. El elenco en Unforgettable no es interesante, para nada. Poppy Montgomery, quién hace de Carrie, es la protagonista y está muy por delante de los demás, nos la presentan demasiado tiempo en pantalla y no posee esa carisma o esa complejidad que hace que las series duren. Ella participó en 7 temporadas de Cold Case (serie que nunca vi) pero sus compañeros de reparto eran excelentes actores y la química entre todos era magnífica, según entendí. Pero volviendo a esta serie, su compañero, el actor Dylan Walsh, bastante bueno pero no existe palpable dinámica entre ambos protagonistas; y el resto del elenco a veces me hacía pensar que está en la serie para rellenar espacios.

Admito que tejen bien las escenas cuando Carrie “recuerda” sucesos, detalles y personas, pero esto pasa más de una vez cada episodio y llega a aburrir muy pronto.

Realmente, la serie no es mala, es bastante entretenida y los casos son interesantes y tenemos típicos desenlaces sorprendentes, pero es lo que señalé: cuando hay mejores series de contexto similar, a veces tener otra en lista puede convertirse en una carga muy pesada de mantener. Y, por supuesto, con algunas series canceladas y con decisiones como ésta, empiezo a caminar menos encorvado.

Without A Paddle

Un grupo de amigos, muy unidos durante su niñez y adolescencia, se ve algo separado durante sus años adultos hasta que uno de ellos muere y se vuelven a reunir en el funeral. Esto dispara una aventura digna de recordar, pero desconociendo que esta peligrosa encomienda puede causarles hasta la muerte.

Without A Paddle es una de esas comedias de 90 minutos que te sientas a disfrutar cuando no hay muchas opciones un domingo en la tarde. Es más recomendable con un grupo de amigos y confieso que puede sorprendernos con unas cuantas escenas graciosas. La trama no es nada del otro mundo, tampoco las actuaciones. La música no está nada mal y cuenta con un pasable grupo trabajando detrás de las cámaras. Seth Green resulta ser bastante cómico y los demás son pasables.

A pesar de tener un éxito comercial notable, las críticas del público no fueron tan buena en ese entonces. Y tampoco es que le doy mucho crédito.

En fin, Without a Paddle es una película breve y concisa, 90 minutos de diversión y aventura lanzada 7 años atrás y la disfruté gracias a Netflix. Si dan con ella, puede que les resulte algo entretenida, de lo contrario, se perderían de muy poco.

Opinión del Videojuego ‘Demon’s Souls’ (PS3)

Como psicólogo podría dar dos razones viables por las que nos engancharía este juego, claro está, si somos fieles a este tipo de género.

1. Ensayo-Error: Con este método, se pone a prueba una opción tratando de que funcione, si funciona entonces llegamos a una solución, de lo contrario, buscamos otra posible opción hasta lograr lo encomendado. Como dice el nombre, ensayamos y, si erramos, volvemos a ensayar hasta alcanzar una satisfactoria solución.

Demon’s Souls es un juego difícil, y me atrevo a decirlo con unas cuantas horas de juego y apenas una porción de nivel completo y un jefe derribado.

Creas tu personaje (sea hombre o mujer), le pones un nombre, le asignas una clase y le cambias la apariencia a tu gusto o semejanza. Avanzas por un sencillo tutorial que, en verdad, NO te prepara para lo que vendría a continuación y llegas al final de dicho entrenamiento para encontrarte con un colosal monstruo que te derriba de un golpe, mueres y tu alma se transporta al ‘Nexus’, de ahí pasarás a un castillo cuyas paredes grisáceas se ciernen sobre ti en este extenso primer nivel.

Como dato curioso, puedo decirles que el juego no tiene ningún tipo de pausa: nada de pausa en los menús ni detenimiento al oprimir el botón central en el mando del Playstation. Acción pura, violencia al 100%. Otro dato, al menos que hayas avanzado lo suficiente y hayas encontrado ciertos “atajos”, cada vez que mueres vuelves al principio, y los niveles no son nada cortos. También, los enemigos fácilmente te acaban de un par de golpes (e incluso uno bien dado puede destruirte con suma sencillez). Las armas y armaduras se desgastan y, como si eso fuera poco, lo que vendría siendo dinero y experiencia se combinan acá en lo que se llama “Souls” y si pierdes tu vida pierdes cada uno de los Souls adquiridos.

¿Frustrante, no? Ahora me entienden porqué describí el primer apartado con el título de “Ensayo-Error”. Avanzas un poco, descubres algo nuevo, te matan, avanzas luego un poco más, un espacio muy difícil, ¿quizás otro camino? ¿quizás huir? Repito: Ensayo-Error. Paso a paso te aprendes el mapa, las tendencias y ubicaciones de los enemigos, etc.

Advertidos, perderán docenas de veces antes de conquistar una porción de nivel, las cuáles están divididas a-la-Mario-Bros. (1-1, 1-2, 1-3, etc.)

Ahora, el segundo apartado, que consiste en porqué este juego se vuelve adictivo a pesar de ser exageradamente difícil lo describiría citando las teorías de otro señor, Abraham Maslow.

2. Pirámide de Maslow: Si mal no recuerdo, en el 1946 este señor se centra en una de sus teorías señalando ciertos requerimientos para la vida plena de los seres humanos por jerarquías, y así crea una pirámide bautizada con su apellido. En base a esta jerarquía tenemos necesidades fisiológicas como el hambre y el respirar, además de la necesidad de protección como nos lo da un hogar y recursos económicos. Luego viene la aceptación social, esas necesidades de amar y sentirse amado, de crear vínculos tanto familiares como externos. Le sigue después la estima, y me detengo ahí. Dentro de esta jerarquía que mencioné de último, está el sentimiento de satisfacción al lograr algo, ¿captan la idea? Es bastante sencillo, luego de tantos ensayos y tantos errores el poder sobrepasar la gran dificultad, o una porción del nivel o un jefe crea en nosotros un increíblemente alto nivel de triunfo y satisfacción. Y, en este apartado, el juego no defrauda. Al terminar un jefe ganas un merecido trofeo de Playstation, además tienes la oportunidad de gastar los souls adquiridos para subir los atributos, comprar, actualizar o arreglar armas y objetos y aprender magias y milagros, todo lo necesario para poder avanzar a los siguientes niveles.

Demon’s Souls salió al público en el 2009, fue desarrollado por From Software y publicado por Atlus (compañía famosa por sus juegos con alto grado de dificultad). Es un juego de Acción-RPG ambientado en un mundo de oscura fantasía.

Considero que los gráficos son muy buenos y el audio está excelentemente recreado, tanto los sonidos como la música.

Ya básicamente tienen una pequeña idea de lo que este condenado juego ofrece: exagerada dificultad, cientos y cientos de derrotas y desilusiones, horas gastadas en nulo progreso;  miles de obscenidades saldrán de tu boca, perderás la paciencia -junto a un poco de cordura- y, es como dice un amigo: “es un juego que no tiene un término medio; o lo odias o lo adoras”.

Extracto: “En el Motel, Habitación No. 13”

A continuación les dejo un pequeño extracto de una novela que empecé hace años y que quisiera revistar y continuar (ahora que tengo el tiempo). Esto es una porción del primer capítulo de seis que llevo completados, sumando unas 25 páginas en un documento de Word. En una nota que tengo, creo tratar de predecir que con unos 25-30 capítulos puedo hacer la historia completa, pero eso es lo de menos. La idea para los lectores es que opinen, y quienes quieran ayudarme más, me pueden pedir la totalidad de lo que llevo escrito, sea por aquí mismo o por Twitter o Facebook. Quizás una lluvia de ideas, quizás palabras de coraje y aliento, quizás críticas constructivas o alabanzas… Cualquier cosa puede funcionar, y nadie sabe, a lo mejor me vuelvo rico 😛

Aquí va…

————————————————————————————————–

I

En la Recepción

       El viaje había sido largo y aún faltaba mucho trecho por recorrer. John Warwick, exhausto, iba al volante de su auto y venía de una larga gira promocional de su último libro, una antología de relatos de ficción que se estaban vendiendo extremadamente bien, ocupando así los primeros lugares en casi todas las listas de cada estado y cada ciudad. Warwick prefería los viajes solos y en auto, no le gustaba viajar en aviones porque sentía que al montarse en uno cada vez arriesgaba su vida. En fin, no gustaba de los aviones.

Conducía despreocupadamente, pero con un agotamiento perceptible aún a través de sus vidrios opacos, por una ancha avenida. A un lado de ésta se veía un gran letrero colocado convencionalmente en forma vertical con cinco palabras rojas, mayúsculas y ardientes descendiendo con las miradas de quienes las quisieran leer: MOTEL.
Warwick las leyó y bajando la velocidad de su vehículo, vio la hora. Era tarde y creyó que la mejor opción era quedarse en ese motel por esa noche.

Aparcó el auto y dispuso todas las seguridades necesarias. Se desmontó y una fresca brisa besó su rostro.
Era una noche tranquila, no tenía estrellas como en los cuentos de hadas, pero nada anormal se percibía en el aire.
Típico día para escribir un relato o… cometer un crimen, pensó Warwick con una sonrisa malévola y divertida.

El motel era elegante, no como los típicos moteles, en los cuales en la recepción hay un hombre al cual no quisieras estrecharle las manos al ver el rápido, pero perceptible, cambio de canal en el televisor. Este motel, en cambio, tenía una joven recepcionista y los empleados estaban bien uniformados.

Warwick caminó sobre la purpúrea alfombra y llegó a la recepción donde habían tres personas antes que él: un hombre con traje de empresario y maletín de negocios que pagaba con tarjeta de crédito y detrás de él; una pareja de adolescentes, el joven tenía la cabeza rapada y era de estatura normal y complexión también normal. La muchacha tenía el cabello largo y lacio, era blanca como la leche y de grandes y profundos ojos negros. Ella se volvió a Warwick y lo deslumbró con su sonrisa, era como si en esa noche entrara un pequeño rayo de sol por una de las ventanas.
     Está nerviosa, pensó Warwick, o borracha.
Cuando la chica se volvió ya el empresario se iba con un joven uniformado quien lo acompañaba a su dormitorio. Warwick se percató de lo violento que reaccionó el hombre ejecutivo cuando el muchacho intentó tomar cortésmente el maletín para ayudarlo, pues era parte de su trabajo.

La pareja dio par de pasos al frente y la recepcionista dio un respingo al ver la cara del muchacho…

Hostel: Part II

Para mantener la cuenta de Twitter y la página de Facebook de mi blog actualizados paso horas a la semana navegando y leyendo en búsqueda de informaciones actualizadas. Hace unos días encontré una que avisaba la salida de una nueva Hostel, una tercera entrega.

Otra forma de navegación que tengo es dentro de Netflix, mientras decido qué ver me sumerjo en cientos de series y películas y, por supuesto, Hostel: Parte II ha estado siempre entre ellas, simplemente no me llamaba a la atención gracias a la desastrosa primera parte, a la cual llamaba Porno-tortura.

Al enterarme de la 3ra entrega, algo me dijo que debía mantenerme al tanto, -a corriente- y lo pensé y le di cabida a esos pensamientos. Aún no he visto la más reciente entrega de Freddy Kruger y Pesadilla en la Calle Elm (lo haré pronto), y hoy tenía ganas de ver algo de horror. Ya tenía dos opciones y lo decidí con una moneda… ya ustedes saben quién ganó.

Quienes han visto la primera parte y no han visto la segunda pensarán que soy un enfermo si les digo que esta entrega me gustó. Frenen sus caballos, siempre hay un pero. La película no es buena, no es nada del otro mundo; pero a la hora de compararse con la anterior, merece al menos una nominación al Oscar 😛

La pornografía es casi nula (sigo comparando), si, hay desnudez total de ambos sexos pero a mínimas escalas. No hay escenas sexuales y las tomas de tortura son más suaves y cortas, siguiendo en comparación. Por supuesto, hay una escena controversial, tomada de un mito europeo, que considero fue la más chocante y enfermiza; quien supera eso puede terminar de ver la película sin problemas.

Algo que me gustó fue que se le dio énfasis a la actuación, considero que fue muy buena, y más tomando en cuenta que era una película de horror.

La cara de Lauren German se me hacía conocida, la había visto en una serie que dejé inconclusa, “Happy Town”, lo mismo con el rostro de Roger Bart, quién actuó en la excelente miniserie “The Lost Room”. Los demás actores hicieron un muy buen trabajo.

La película trata sobre una joven americana (millonaria por herencia) quien viaja con dos de sus amigas -también americanas- por Europa. En un viaje hacia Praga deciden, por indirecta invitación, ir a Eslovaquia y hospedarse en un hotel.
Por otro lado, una organización que se dedica a subastar posibles víctimas para adinerados clientes, atrae a dos americanos a llevar a cabo sus horribles fantasías.

La trama es fácil de seguir y te mantiene interesado con pocas distracciones (a diferencia de la primera).

En conclusión, Hostel: Parte II no es un clásico film de horror, pero creo que puede ser memorable. Como dije, buenas actuaciones, una trama digerible y algo que no mencioné, Eli Roth la dirige de manera extraordinaria, muy buenas tomas y maneja escenas fuertes con buen dominio. Años luz en comparación con la primera entrega.

Hostel: Parte II es una película no apta para todo el público: corazón y estómago fuerte son requeridos.

The Walking Dead – 2da Temporada

El domingo pasado arrancó, con un capítulo de hora y media (incluyendo comerciales) la segunda temporada de The Walking Dead, exitosa serie de la cadena AMC.

La última vez que vimos a Rick Grimes y su grupo de supervivientes, acababan de salvarse de una explosión en el Centro de Control de Enfermedades (CDC – siglas en Inglés). Luego de esto, tomaron carretera en búsqueda de esperanzas.

Pasa un largo año de espera y retomamos el camino de los personajes a unos días después de los eventos transcurridos, (obviamente los niños se ven mayores, pero no hay cambios significativos en el resto del elenco).

Recordemos que Frank Darabont iba a la cabeza en la dirección de la primera temporada, también recordemos un magistral piloto y un espectacular final. Darabont es un excelente director, entre mis favoritos por películas como ‘The Green Mile’, ‘The Shawshank Redemption’, ‘The Mist’ y, por supuesto, la temporada pasada de ‘The Walking Dead’. Respeto mucho el trabajo de Frank, pero ya, por cuestiones internas, Frank Darabont ya no es parte del equipo de ‘The Walking Dead’. Y, a pesar, de buenos momentos detrás de las cámaras en la primera temporada, Frank también tuvo sus bajas, todos los capítulos fueron sólidos, pero algunos tuvieron sus pequeños problemas, tanto en la trama como en la presentación de algunos personajes.

No se sabe qué tanto afecte la ausencia de Darabont, pero ya él dejó una base bien firme y los nuevos encargados trabajaron mucho tiempo a su lado y podrán tener una idea de cómo seguir desarrollando la serie. Incluso, uno de ellos citó que, en cuanto a la dirección, no nos daremos cuenta de la ausencia de Frank. Y al ver el primer episodio de la segunda temporada estoy muy satisfecho.

Debo agregar que vi la primera temporada completa dos veces, en el 2010 esperando cada domingo y hace unas semanas atrás, para recordar y esperar la segunda temporada con brazos abiertos. Me di cuenta que la primera temporada tiene mucho potencial disparado para todos lados, sin un eje que lo centre. Este episodio se nota más focalizado, más fuerte que el conjunto de los 6 episodios de la primera temporada y eso es algo muy bueno.

Rick y el grupo corren la ancha carretera y luego se ven atascados en un río de carros. Algunos eventos transcurren y estamos frente a un episodio lleno de suspenso, tensión, acción y clásico terror zombiniano. El gore sigue estando presente en máximas expresiones.

Los personajes secundarios ahora cobran más vida, tengo en mente a Daryl, T-Dog, Carol, Dale y Andrea. A Glenn lo dejaron un poco rezagado, con poca participación y los niños ahora tienen más tiempo en pantalla, aunque creo que sus actuaciones necesitan pulirse mejor. Y, por supuesto, Andrew Lincoln brilla, cargando con un rol interesante y que promete mucho desarrollo.

Dato curioso: “The Walking Dead” contó con 7.3 millones de espectadores el pasado domingo.

¿Podrá esta serie mantenerse sin Darabont? Es una pregunta que aún no tiene respuesta… Aunque yo me atrevo a decir que sí.

Opinión de la Película “Horrible Bosses” (2011)

No recuerdo exactamente qué me atrajo hacia esta película, pero honestamente no esperaba reírme tanto. Aún no he disfrutado de la segunda entrega de “The Hangover“, pero hasta ahora, Horrible Bosses es la mejor comedia del año.

Y, claro, los números hablan por sí solos, se invirtió 35 millones de dólares para su realización y producción y en tan sólo tres días había hecho 28 millones. Hasta el 9 de octubre del año en curso ha recaudado más de 209 millones de dólares a nivel mundial.

La trama, como el nombre lo indica, trata sobre unos horrendos jefes, cada uno a su manera, y los tres protagonistas que día a día deben sufrir ese calvario, hasta que un día se detienen a pensar que sus vidas serían mejores sin la presencia de esos seres despreciables y deciden matarlos.

El elenco es grandioso: Jason Bateman, que no me gustaba para nada y me llegó a simpatizar en este film, aunque no se salió de los papeles que usualmente interpreta. Jason Sudeikis que me pareció bastante cómico en “Hall Pass” y aquí no desencanta. Charlie Day, que nunca pensé sería tan gracioso, en verdad me reí a carcajadas con su personaje, no conocía al señor Day; sé que actúa en la serie “It’s Always Sunny In Philadelphia” -serie que no me llama a la atención- pero nunca lo había visto en pantalla, que recuerde. Esos son los héroes, por el otro lado, los jefes son interpretados por un majestuoso Kevin Spacey que se apodera de su papel haciéndolo suyo y desarrollándolo como nadie lo haría, Jennifer Aniston y Colin Farrell con personajes poco usuales en ellos, un poco subidos-de-tono.

Los actores de reparto también fueron excelentes encabezados por el versátil Jamie Foxx. Ioan Gruffudd y Donald Sutherland tienen pequeños roles y pocas escenas que manejaron con maestría.

La dirección es espléndida, nos muestra de manera inteligente tres ambientes diferentes, tres situaciones distintas ya escritas en el guión, pero llevada a pantalla fantásticamente. La filmación también fue llevada a cabo de manera inteligente, a pesar de ser filmada en Los Angeles, el equipo trata -y logra- de eliminar esos lugares que ya conocemos en otros films haciendo que la película parezca que pudo tomar lugar en cualquier parte de los Estados Unidos.

La música es excelente, contó con la dirección de un galardonado Christopher Lennertz y contó con la colaboración de Mike McCready (de Pearl Jam) y Stefan Lessard (de Dave Mathews Band) y un colaborador de los Beastie Boys, Money Mark.

Advierto, la película está llena de palabras obscenas y referencias sexuales, los chistes son picantes y veremos alcohol y drogas de por medio.

En fin, tenemos un elenco de primera tanto en la actuación como en la dirección, filmación, producción, ejecución, musicalidad y demás, aparte de docenas de carcajadas en menos de 100 minutos, nada de lo que podríamos quejarnos.

Afirmaré lo que escribí más arriba: Horrible Bosses es una de las mejores comedias del año (si es que no lo es)… y ya hay rumores de una posible secuela.

The Sixth Sense

Creo que cometí varios errores, siendo primero el haber dejado pasar tanto tiempo para ver esta película y el segundo, que se deriva del primero, haber tenido altas expectativas gracias a las recomendaciones y críticas positivas de los demás.

No puedo decir que la película es mala, pero puedo decir que la consideré sumamente lenta, algo aburrida y, personalmente, no me gustan las películas de fantasmas, espíritus y temas relacionados. Me la pasé pensando en porqué era tan altamente recomendada, tejiendo plausibles desenlaces (que eran muy pocos) y siendo el más predecible el mostrado.

El niño Haley Joel Osment es, sin dudas, la cara de la película, cuya frase se volvió histórica “I See Dead People”. Su actuación fue excelente, tanto que me sorprende que luego de este film e “Inteligencia Artificial” se dedicara mayormente a dar voces a personajes animados y de videojuegos.

Bruce Willis hace un trabajo presentable al igual como Olivia Williams y Toni Collette aportan con éxito su parte.

La dirección del ya conocido Night M. Shyamalan es buena, nos muestra unas tomas muy interesantes y nos demuestra que su hace bien su trabajo aplicándolo mejor en sus trabajos posteriores.

En conclusión, una película un poco lenta y tediosa, un niño como protagonista, fantasmas, dirección y actuaciones decentes y un final algo predecible -aunque satisfactorio- no siempre hacen una buena combinación para una buena película; para el público en general sí lo fue. Obtuvo seis nominaciones para el Oscar y no ganó ninguno, quizás los jueces, participantes y votantes pensaron lo mismo que yo.

Changing Lanes

La resistencia de dos hombres es puesta a prueba cuando ambos luchan por algo que quieren y necesitan enfrentándose en este film que nos presenta una gran polémica moral.

Ben Affleck y Samuel L. Jackson interpretan majestuosamente a dos antogonistas que pretenden hacer de sus vidas algo imposible de vivir mientras luchan por conseguir lo que necesitan.

Una mañana de Viernes Santo, el abogado Gavin Banek (Affleck), en desesperada prisa por llegar a una corte y presentar su caso colisiona, literalmente, con un corredor de seguros lleno de problemas y tratando de salir del alcoholismo, Doyle Gipson (Jackson). El abogado huye la escena dejando atrás una de las carpetas que necesitaba entregar en la corte, mientras que, gracias al accidente, Gipson llega tarde a una audiencia de custodia que dictaría el futuro con sus hijos.

Banek, sin la carpeta que mostraba evidencia importante es culpado de fraude y tiene una hora límite para entregar el documento, de lo contrario podría enfrentar cargos y hasta tiempo en la cárcel. En cambio, Gipson pierde el derecho de tener sus hijos cerca y la tristeza y el rencor se apoderan de él lentamente. Gipson tiene lo que Banek necesita, la carpeta, pero Banek no puede darle a Gipson lo que él pide, que le devuelva 20 minutos de su tiempo.

Con esta introducción empieza el juego del gato-y-el-ratón. Luego unas cuestionables decisiones de ambas partes lo que crea un choque moral y reflexiones un poco tardías.

Lo más interesante de la película son los dos personajes principales, y su desarrollo psicológico durante la corta película. Tenemos dos personalidades únicas al principio del film que a medida pasan los minutos van cambiando mientras vamos conociendo fragmentos de sus vidas. Al final tenemos dos personajes totalmente diferentes, quienes chocan con la realidad y las consecuencias de las decisiones en sus vidas.

Una película algo vieja (2002) y la disfruté por NetflixRD. Recuerden que el vino mientras más viejo, mejor. Las películas de hoy en día están apartando un poco lo que es la actuación (comparándolo con años atrás) y centrándose más en la tecnología para lo visual y efectos en general.

A %d blogueros les gusta esto: