The Hangover Part II

Una de las comedias más esperadas por el público en general, después de una exitosa primera entrega. Dicen que la segunda parte siempre es la peor. Veamos qué pienso yo.

Los chicos están de vuelta, un poco más centrados esta vez, más maduros al principio de la película y cada uno llevando su vida como debe de ser, bueno, menos Alan, por supuesto.

Transcurren dos años en la trama después de su aventura en Las Vegas, y ahora es Stu quien se casará por segunda vez, esta vez con una bella joven tailandesa (interpretada por Jamie Chung, “Sucker Punch“) y es a su lugar de nacimiento donde se trasladarán todos para asistir a la boda, nada más y nada menos que Tailandia. Los muchachos quieren hacerle una despedida de solteros a Stu, y él, muy reservado, se niega a cualquier actividad extracurricular. La noche antes, los hombres encienden una fogata y, sin darse cuenta, caen rendidos y, al despertar, están muy lejos del hotel donde se hospedaban, descubren que el hermano de la novia andaba con ellos y ahora está desaparecido y una cara familiar está junto a ellos, además de un mono capuchin.

Todo se vuelve a repetir…

La vi con mis hermanos, y la verdad es que nos reímos como locos y ahí la película lo hace grande. Pero en cuestión de trama es un poco de lo mismo que ya vimos en la entrega anterior, es como un serial donde se presentan diferentes problemáticas, resuelven una y aparece otra -o se vuelve más complicada- y al rato eso se vuelve aburrido y no podemos evitar el ver qué tiempo le resta a la película para su resolución general.

En esta entrega hay escenas más subidas de tono que en la anterior, acostumbrados senos al aire y referencias sexuales y homosexuales por doquier, el lenguaje es obsceno y también una prolongada escena donde veremos travestis totalmente desnudos (senos + penes) a mi parecer, muy asqueroso. Y, por supuesto, mientras pasan los créditos tendremos el recuento de todo lo que pasó durante el “blackout” de los protagonistas, fotos con algo de gore y, claro, sexualidad.

Cabe destacar que lo más gracioso es el mono y todo lo que hace Alan en las escenas cuando él está en el fondo: su rostro, sus expresiones, miradas y actos.
Los demás actores hacen papeles pasables y bastante graciosos, aunque no se puede comparar a Bradley Cooper en “Limitless” con su actuación acá.

En conclusión, una película que nos sacará carcajadas aunque muchas escenas son fuertes y los diálogos suelen ser picantes, la trama no es nada del otro mundo y la actuación es pasable; la fotografía está muy bien lograda, nos muestra un poco de Bangkok, Tailandia; el mono es súper gracioso y esperemos una que otra sorpresita y caras conocidas.

Hangover lo ha vuelto a hacer; pero, en general, no sobrepasa a su primogénita. Supuestamente, habrá una 3ra parte para el 2013. Creo que debieron quedarse con un éxito y no más.

La puntúo con un 6.5/10

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Completamente de acuerdo contigo en muchos aspectos, si bien en mi caso los chistes verdes no me molestan, pues en ambas pelis los encuentro mucho más inteligentes que un montón de filmes. Y es cierto que repiten muchas fórmulas del filme original, pero se los perdono tras otorgarme tantas risas esta secuela.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: