Buried

¿Se imaginan ustedes una película de unos 95 minutos de duración donde completamente todo transcurre dentro de un ataúd? 

Les presento a “Buried”, cuya traducción significaría “Enterrado”.

Ryan Reynolds tiene la pesada carga de estar frente a la pantalla por el tiempo en que transcurre la película, pero dentro de un ataúd con nada más que un encendedora y un celular (bueno, y otras cositas más que luego verán).

Y es en serio, no veremos nada fuera del ataúd, todo lo que tenemos que saber lo sabremos gracias a las llamadas telefónicas que hace el personaje desde el Blackberry que le fue dejado allí dentro.

Con algunos de esos datos se podría recolectar la siguiente sinopsis:

Paul Conray es un camionero americano encargado de desplazar provisiones a las tropas en Iraq. De los sucesos anteriores recuerda poco, al despertar se encuentra dentro de un ataúd enterrado a unos pies de la superficie de la tierra. Cuenta con algunos objetos para intentar salir de su claustrofóbica situación. Como si fuera poco, el oxigéno se está acabando y, además, Paul sufre de ansiedad y está medicado para ello. Con un celular que le fue dejado allí, Paul trata de obtener ayuda del exterior… cuando se da cuenta que poco pueden hacer por él, Paul debe contar consigo mismo para salir de allí antes de que sea muy tarde.

Es una película corta, filmadas en apenas 17 días -sin cortes y en secuencia- en un estudio de Barcelona, España. El director fue Rodrigo Cortés (“The Contestant”) y, aunque lo parece, no está basado en novela alguna; el guión original fue escrito por Chris Sparling.

Considero que “Buried” es una película que amarás u odiarás, así más o menos como describo al sushi. A mi, me encantó (la película y, por supuesto, el sushi también). Reynolds hizo un buen trabajo, así como el equipo técnico. Muy buenas tomas y excelentes efectos de sonido y musicalidad (aunque la canción de los créditos es una basura total, pero bueno, el director fue uno de quienes escribieron las letras de esa canción, no hay duda del porqué la incluyeron allí).

Si se preguntan qué tanto dinero se puede gastar en una película de este calibre, pues les digo que el presupuesto fue apenas de unos 3 millones de dólares.

En fin, Buried es un excelente thriller (en mi opinión), es muy tenso y el suspenso muy palpable… no apto para claustrofóbicos. Quizás no es tanto así como indican las portadas (brillante, terrífica, electrizante) pero creo que se acerca un buen poco.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: