Video del Mes: Agosto 2016

Es una lástima que el siguiente video que compartiré no tenga una mejor calidad visual pero, hay que entender que es una canción del 2003. Hablo de “Just Like You” de una banda americana llamada Three Days Grace.

Es una canción que me gusta mucho, con letras simples pero que, si te sientes en determinada situación, podrías hasta sentirte identificado.

El video es interesante, es una buena idea que fue igualmente bien ejecutada.

Sé que es un video de unos 13 años de edad pero, si no lo han visto, espero que les guste.

Anuncios

Opinión de los Cómics “Marvel 1602” de Neil Gaiman

51E9vIODOEL._SY344_BO1,204,203,200_Marvel 1602 es un cómic que fue publicado en ocho partes en el 2003 y el 2004. La historia fue concebida y escrita por Neil Gaiman, autor de aclamados libros tales como “Stardust”, “American Gods”, “The Graveyard Book” y “The Ocean at the End of the Lane”, para mencionar algunos. Gaiman también tiene experiencia dentro del mundo de los cómics y las novelas gráficas, pues escribió el exitoso “The Sandman”.

Marvel 1602 fue ilustrado por Andy Kubert mientras que Richard Isanove se encargó de los colores digitales; ambos han trabajado para grandes compañías como Marvel y DC. Scott McKowen, por su parte, fue el responsable de las portadas.

La historia nos presenta a un grupo de héroes que, por alguna razón desconocida, están en el año 1602, época de la Reina Elizabeth I. Los héroes están dispersos -o en pequeños grupos- y muchos tienen buenos puestos dentro de la época. Por ejemplo, Nick Fury es el jefe de Inteligencia de la reina, mientras que el Dr. Stephen Strange es el mago de la corte.

Un extraño clima azota a toda Europa y muchos piensan que será el fin del mundo. La Reina Elizabeth I pone sus fichas en movimiento, pensando que el clima tiene que ver con fuerzas sobrenaturales.

Por otro lado, tenemos a Virginia Dare llegando a Inglaterra desde el Nuevo Mundo, junto a su protector Rojhaz. Tambien veremos a Carlos Javier con su grupo de mutantes, el Doctor Doom y Magneto… Cada bando con su propia agenda.

Marvel-1602-covers

Es un cómic difícil de argumentar, pues tiene muchas cosas pasando al mismo tiempo y un buen puñado de personajes.

Magia, aventura, suspenso, acción y política son algunas de las cosas que se podrán disfrutar en cada una de las partes de los cómics.

La inserción de detalles reales de aquella época como la Inquisición, la Colonia de Raonoke y demás, junto con la fantasía y lo familiar de los personajes de Marvel, fue un toque genial y logrado con suma magnificencia. Obviamente, los detalles históricos han sido alterados para dar mejor congruencia a la historia.

Como dije anteriormente, hay muchos personajes, muchos de ellos separados o cumpliendo objetivos específicos, por lo que la narración se verá fluctuando entre escenas, complicando un poco la narración. También creo que es una obra que debe leerse rápido y sin muchos preámbulos y distracciones.

Tomando en cuenta que éste cómic fue publicado hace más de una década, puedo decir que el arte está muy bien logrado. Los dibujos y los colores están muy bien, las portadas son su punto más débil, en mi opinión.
Algunos personajes tienen su propia fuente y propios estilos de burbujas de diálogo, lo que fue un buen toque.

No he leído tantos cómics, al menos no tanto como los consumidores norteamericanos, por lo que mi opinión puede ser un poco desentendida y no tener muchas comparaciones. Aún así, disfruté mucho de Marvel 1602. Empieza bien y pierde un poco de fuerzas en la mitad, pero el desenlace acaba fuerte y de manera satisfactoria. Marvel 1602 tuvo tal éxito que luego publicaron cómics paralelos dentro del mismo universo.
Títulos como: “1602: The New World”, “Marvel 1602: Fantastick Four” y “Spiderman: 1602”. Obviamente ya agregados a mi siempre-creciente lista.

Opinión de la Película “Mystic River” (2003)

mystic_river_poster_by_bozzcarr-d4yaonjHace poco les comentaba un poco sobre el libro de Dennis Lehane, “Mystic River. Esta majestuosa obra se publicó en el 2001 y, dos años más tarde, Clint Eastwood la llevaba a la pantalla grande. En el 2004 se coló entre las mejores películas siendo nominada seis veces a los Premios de la Academia.

Con nominaciones a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Adaptado, Mejor Actor (Sean Penn), Mejor Actor de Reparto (Tim Robbins) y Mejor Actriz de Reparto (Marcia Gay Harden), es imposible que Mystic River pasara debajo del radar durante esos años.
En caso de que se lo pregunten, la película obtuvo dos premios: Sean Penn y Tim Robbins se llevaron las estatuillas a casa.

Brian Helgeland (ganador de un Óscar por “L.A.  Confidential” en el 1999) se encargó de adaptar el guión. Fue una adaptación bastante fiel, con tan solo recortes por los lados para poder mantener una historia plausible en un lapso de tiempo de 138 minutos.

La cinematografía es de primera y la actuación es excelente. Ya mencioné que Clint Eastwood fue el director y que Sean Penn, Tim Robbins y Marcia Gay Harden dieron vida a los personajes creados por Dennis Lehane. Kevin Bacon fue una pieza importante en la película; Emmy Rossum, Laurence Fishburne, Laura Linney y Kevin Chapman cierran el círculo.

Jimmy, Sean y Dave, tres niños de 11 años, marcan sus nombres en el pavimento, y es cuando un auto se detiene frente a ellos, supuestos policías… Dave se marcha con ellos y, a pesar de que se escapa y regresa cuatro días más tarde, algo terrible sucede… Algo que cambia la amistad de los tres jovencitos para siempre.
25 años después sucede algo que los vuelve a unir, aunque no en las mejores condiciones.

La hija adolescente de Jimmy es brutalmente asesinada, Sean es el detective encargado del caso y Dave esconde secretos que lo convertirían, eventualmente, en un sospechoso.

Admito que quizás es un poco extensa y el ritmo de la película no sea el más adecuado, pero Mystic River es una joya. Es un estudio de personajes mientras, en el fondo, se intenta resolver un horrible asesinato. Quienes piensen que el crimen es lo principal en la película se llevarán tremenda desilusión. Ahora bien, quien se concentre a observar y entender a cada uno de los personajes principales, éste será quien disfrute la película con mayor plenitud.

Mystic River tiene momentos memorables y, ahora que la vi por segunda vez después de un extenso lapso de tiempo, lo puedo recalcar con más seguridad.

Estaría de más decir que el libro no tiene comparación, la película se acerca pero todavía queda lejos. Estoy consciente que es más fácil ver una película de dos horas que leer un libro de más de 400 páginas.

Si de casualidad Mystic River pasó debajo de tu radar hace una década, no dejes que su antigüedad te aleje de tan excelente obra. Y, si te llega a gustar, leí por ahí que una película similar sería “Summer of Sam” (1999). La acabo de poner en mi lista.

Oldboy

old-boy-posterBasado en un manga del mismo nombre y la segunda de una serie de películas sin relación a la que llaman “Trilogía de Venganzas” del director Chan-wook Park (quien dirigió “Stoker“), Oldboy es una excelente película de origen coreano lanzada hace poco más de una década.

Con excepcional dirección y fotografía y una actuación que nada tiene que envidiarle a América, Oldboy narra una inusual historia de encierro, tortura, secretos y venganza.

Oh Dae-Su es un hombre normal; bueno, se pasa con la bebida y puede que no tenga la mejor relación con su esposa e hija, pero nada que sobresalga en su personalidad. Este hombre, en una noche cualquiera, se ve secuestrado. Después de estar encerrado por 15 años es puesto en libertad sin razón aparente pero con un buen traje, un celular moderno y considerable cantidad de dinero… Luego sabrá que tiene 5 días para descubrir porqué fue secuestrado y cautivo por tanto tiempo, además de encontrar a su captor.

Famosa por la controversial escena en la que el protagonista se come un pulpo vivo (real y sin efectos especiales) y por una larga toma-única durante una batalla en un pasillo, además del sorpresivo e impredecible giro en la trama, puede que Oldboy sea una de las películas más populares de Corea en territorio internacional, a pesar de haberse lanzado en el 2003 y tener más de 10 años de edad.

Protagonizada por Min-sik Choi (Oh Dae-Su),Hye-jeong Kang (Mi-do) y Ji-tae Yu (Woo-jin Lee) y con dos horas de duración, Oldboy prometa escenas épicas y memorables, actuación de primera, buenos diálogos y una película que te mantendrá atento y curioso con lo que pasará a continuación.

El cine oriental no tiene cortapisas ni tapujos para presentar lo que se le antoje, aquí no hay excepción. Escenas con violencia, temas muy fuertes y escenas cuestionables como la del pulpo, para mencionar algunas cosas que podrán ver acá.

Aparentemente estoy viendo muchas películas buenas en estos últimos días, no tengo dudas en que Oldboy se mantendrá entre mis favoritas por mucho tiempo, es una película que sé veré una nueva vez pero que no me atrevo a recomendar tan abiertamente por las cosas que mencioné con anterioridad. No es un film para todos los estómagos, tampoco para todas las cabezas.

Hicieron no hace mucho una adaptación norteamericana que no tiene buenas críticas… La veré pronto y también compartiré mi opinión en este espacio.

Kill Bill

Kill Bill es un largometraje sacado del cerebro de Quentin Tarantino, quien la escribió y la dirigió, además de participar como productor ejecutivo del soundtrack.

El producto final fue bastante extenso por lo que se tuvo que cortar la película en dos volúmenes.

Tomando en cuenta que vi ambas películas una detrás de otra, hablaré de las dos en esta única entrada evitando saturar a mis lectores.

Kill Bill es una película de venganza, pura y llanamente. Está centrada en una mujer que fue traicionada y dejada por muerta en una iglesia mientras vestía un traje de novias y un llevaba un prolongado embarazo.

Lo que ellos (sus asesinos) no sabían era que no llegaron a completar el trabajo; pues la dejaron en coma y a “la Novia” le tomó cuatro años despertar, despertar en un mundo que poco había cambiado, un mundo sin su niña, niña que nunca llegó a nacer.

Como lo infiere el título, Bill fue el que manipuló la escena homicida, además, era el padre de la criatura que la Novia llevaba dentro… y la venganza es una: matar a Bill.

Uma Thurman es quien da vida al personaje que busca la venganza, la actuación es muy buena ayudando al buen guión de Quentin Tarantino.

Además, tenemos dentro del film nombres como Lucy Liu, Vivica A. Fox, David Carradine, Julie Dreyfus y más.

Tarantino muestra una fuerte influencia de las películas orientales, esas de samurais, katanas, artes marciales y demás. Dista mucho de ser “real” en cuanto a acontecimientos y secuencias de acción y peleas. Por ejemplo, una mujer que se enfrenta a unos 100 hombres por sí sola, armada solo con una filosa espada… y, obviamente, sale airosa.

A mí, personalmente, me gustó más el volumen 1 ya que desde el principio nos presentan buenas secuencias de acción, también nos presentan una versión del origen de todo el problema y esas peleas casi al final, ufff creo que las recordaré mientras memoria tenga. Además, el final del volumen 1 nos deja con una sorpresa muy grata y satisfactoria.

El volumen 2 no es malo; es más extenso, tiene más drama pero menos acción y, debo admitir que después de todas esas escenas de pelea, esperaba que el último enfrentamiento fuera épico, no lo fue. En el volumen 2 se detalla exactamente la raíz del problema y se añaden a la trama nuevos personajes.

En base a puntos, le daría 10/10 al 1er volumen y 8/10 al 2do… Supongo que el promedio es un 9, ¿no?

Como toda película de Tarantino que he visto (la gran mayoría), Kill Bill es una joya, una película artística, casi-perfecta, considerada -por mí- un clásico. No es una película para todo el mundo debido a su altísimo contenido violento y sangriento aunque, a veces, muy exagerado pero se disfruta a totalidad.

Espero antes de que termine el año ponerme al día con las películas de Tarantino que me falta (unas dos o tres).

“Once Minutos” – Paulo Coelho

Ya hace un tiempo que leí este libro y esta entrada quedó olvidada en un borrador, esperando a que yo la recordara y la terminara… Aquí voy.

“Once Minutos” es un libro del autor brasileño Paulo Coelho, publicado en el 2003 y dentro del género narrativo/reflexivo/auto-superación.

Originalmente fue publicado en portugués bajo el nombre “Onze Minutos” para luego pasar a ser traducido a docenas de idiomas.

El libro nos narra la historia de María y sus experiencias con el amor durante su adolescencia y juventud. Su sufrimiento con el amor desde joven y su constante búsqueda de lo que ella llama amor verdadero.
Esta búsqueda lleva a María a Ginebra (Suiza), donde pensaba encontrar fama y fortuna pero termina trabajando como prostituta.
En el proceso, María se ve fascinada por el sexo pero sin descartar que algún día encontrará el amor… o el amor la encontrará a ella.

Básicamente, por ahí ronda el libro… entre esos temas y experiencias. A decir verdad, el libro empezó interesante y fue decayendo hasta que me vi en el abismo de “tengo que terminarlo porque no me gusta dejar nada empezado, además son menos de 300 páginas ¿porqué te me haces tan eterno?”.

Y creo que ahí se resumiría mis pensamientos hacia el libro… Y ojo, no estoy diciendo que el libro es malo, simplemente a mi no me gustó.

Sé que los fanáticos de Paulo Coelho (muchos no han leído a otros autores fuera de éste) me van a querer crucificar cuando lean lo siguiente:

Siempre he creído que este autor -Paulo Coelho- está muy sobrevalorado (al menos en este lado del mundo). Siempre me veo cayendo en la trampa de darle “una oportunidad” y ya van 3 libros que me acabo; ninguno llegando a lo más profundo de mi. Y no es más que el sentir que estoy leyendo un libro educativo escrito con sutileza, la ingenuidad y esperanza que alberga este autor en un mundo lleno de garras.
La verdad que no es para mi. No diré que no volveré a leer un libro de él, no pienso escupir para arriba, pero intentaré no hacerlo.

Según Coelho, “Once Minutos” es un cuento de hadas contado para adultos… mmm, nunca tanto.

Anger Management

Como en la vida hay de todo, también hay películas que pasan muchas veces por televisión y alcanzas a verla completa pero en siete distintos días y por pedazos; algo así como el primer día ves el final, otro día un poco de la mitad, otro día el principio… bueno, ya tienen una idea. Luego llega el día donde puedes verla sin interrupciones, desde el comienzo y, cuando acaba la película, lo primero que piensas es “Rayos, ya la había visto completa”… Anger Management, vivo ejemplo de esto.

Esta sencilla película fue lanzada en el 2003, dirigida por Peter Segal y protagonizada por Adam Sandler y Jack Nicholson.

Trata sobre un hombre tímido y reservado que es injustamente sentenciado a diversas horas de terapia de control de ira con un hombre que aparenta estar aún más loco y con mayores problemas que él.

Es una comedia que logra su cometido gracias al personaje de Jack Nicholson (uno de mis viejos actores favoritos y cuyo rostro me hace reír de tan solo verlo). Adam Sandler, en mi opinión, hace el mismo papel al que siempre ha estado acostumbrado y Marisa Tomei se pasó la película entera mordiéndose el labio inferior (parece que se le olvidó que en ese entonces tenía 39 años y eso luce muy poco a esa edad).

Una película despreocupada que puede relajarte por poco más de una hora, Nicholson asegura carcajadas, Sandler no tanto.

Open Water

 

Sinceramente, soy de las personas que duda un poco cuando una película se nos quiere ser vendida diciéndonos que está basada en hechos reales.

Hoy les comentaré brevemente de Open Water… si, una película basada en hechos reales, o eso es lo que nos dicen.

Si el nombre les parece conocido acá en este blog es porque les hablé de su distanciada secuela Open Water 2 varios meses atrás.

La trama de Open Water es tan sencilla como corta es la película (unos 79 minutos más o menos); una pareja de esposos (o eso parece) salen hacia unas merecidas vacaciones después de tanto trabajo y estrés. Una mañana se dirigen hacia el mar abierto a bucear junto a una expedición y, por mala jugada del destino, todos se regresan a tierra y se olvidan de ellos, quienes se quedan buceando en el fondo del mar, dejándolos abandonados en un mar infestado de tiburones y demás criaturas marinas.

El resto nos presenta a la pareja y su lucha por mantenerse vivos hasta que alguien los rescate. El vaivén de las esperanzas, los efectos de la naturaleza en sus cuerpos y, por supuesto, la vida marina que los acecha para mantener una equilibrada cadena alimenticia.

Dos actores pocos conocidos interpretan a la pareja. De verdad que con actores así aumentan mis esperanzas de algún día participar en algún film. Si ellos pudieron, créanme que nosotros también.

La película pareció haber sido filmada aquí, en República Dominicana, por el clima tropical y el ambiente en general, pero no, las localidades utilizadas eran de las Islas Vírgenes.

Open Water tiene una calidad pésima, parece una producción casera, algo así como un documental o un programa que te encuentras pasando canales en la televisión, además la música es pésima y lo que sí puedo decir a favor de los detalles técnicos es que a veces muestra una buena fotografía. Tengamos presente que el presupuesto fue apenas de medio millón de dólares.

La película en sí no es mala, ya saben de que trata y también les dije que es corta, por lo que se deja disfrutar de cualquier forma. Tiene sus momentos cargados de tensión y, por supuesto, nos deja tratando de adivinar hasta los minutos finales qué pasará con los personajes.

Open Water es una película corta y precisa, fácil de disfrutar en la comodidad de sus hogares, preferiblemente tarde de la noche y un día antes de irse hacia las costas de vacaciones.

Confidence

 

Por lo general, las películas de grandes estafas son sumamente entretenidas y satisfactorias; recordemos a “The Italian Job” y la trilogía que empezó con “Ocean’s Eleven”.

“Confidence” es una película que va por ese género; un grupo de personas que se unen por un objetivo en común, cada uno con sus talentos para el trabajo y todos interesados en su parte del dinero.

Jake Vig es un talentoso estafador, lleno de carisma, calculador y organizado. La película abre con este personaje, de rodillas y apuntado por un arma, al borde de la muerte. Vig comienza a contar todos los sucesos de las semanas anteriores y cómo llegó al punto en donde se encuentra en esos momentos.

Todo empieza con una estafa de unos miles de dólares a Lionel Dolby. Vig contó con la ayuda de su equipo: Gordo, Miles, Big Al y dos policías corruptos, Lloyd y Omar. Lo que Vig desconocía era que el dinero que estafaron pertenecía a un jefe de la mafia llamado King. Cuando Lionel y Big Al resultan muertos, Vig sabe que no es casualidad y que su vida y la del resto de su equipo corre peligro. Vig decide tomar el riesgo y hablar personalmente con King proponiéndole trabajar para él hasta pagarle la cantidad que se debe. King decide que Vig deberá hacer una estafa para él, pero es mayor a todo lo que Vig ha hecho anteriormente. La víctima es Morgan Price, un banquero atado al crimen y en la estafa están envueltos préstamos corporativos, cuentas falsas, transferencias y mucho más.

Pueden pensar que abundé más de la cuenta en el argumento de la película, quizás si, pero no les he estropeado prácticamente nada, pues son muchas las cosas que pasan en esos 97 minutos de duración.

Entre los protagonistas tenemos a Edward Burns quien hace un buen papel protagónico como Vig, Dustin Hoffman quien interpreta al mafioso King, Rachel Weisz quien da el toque femenino en el film, par de años antes de ganar el Oscar por su papel en “The Constant Gardener”.  Además contamos con la presencia de Andy García, Paul Giamatti, Morris Chestnut, Luis Guzmás, Franky G, Robert Forster, entre otros.

Confidence no contó con muchos recursos pero con los que contó fueron muy bien utilizados; las actuaciones son muy buenas, está basada en un buen guión y dirigida excepcionalmente. Tiene un excelente ritmo, enérgica música y buena cinematografía.

La recomiendo a su totalidad, es un film muy entretenido. Quizás no sea perfecta pero su estilo es marcado y puede encajar perfectamente con películas grandes del mismo género como lo fueron las ya mencionadas “The Italian Job” y la trilogía de Ocean.

Old School

Tres hombres, desencantados con la vida que llevan, buscan rehacer sus vidas como cuando estaban en la universidad formando una fraternidad. La ninfómana novia de Mitch le fue infiel y rompieron su relación, el fiestero Frank se casó pero nunca quiso dejar su vida rumbera, lo que trae problemas en su joven matrimonio y Beanie es un hombre casado, trabajador y con hijos pero con ansias de recordar su alocada juventud.

Will Ferrell, Luke Wilson y Vince Vaughn, el trío encargado de hacernos reír con sus locuras en esta entrega lo logra de una manera sorpresiva, ayudados por un buen reparto encabezado por Ellen Pompeo, Elisha Cuthbert, Seann Williams Scott, Terry O’ Quinn y Simon Helberg; quienes luego se vuelven más conocidos en series como 24, Lost, Grey’s Anatomy y The Big Bang Theory.

Es una buena comedia, me hizo soltar carcajadas que tenía tiempo que no soltaba. Además, por algo tiene altas puntuaciones. Comedia al fin, no es que brille en su trama, pero es bien entretenida. Las actuaciones son muy buenas, hasta para los actores de reparto. Personalmente, pienso que Vince Vaughn se destacó sobre los demás, quizás ser su fan tenga algo que ver :-P.

Y, como dice el tagline de la película: ¿Porqué los hombres se comportan como niños? Sencillamente, porque podemos… 😀

A %d blogueros les gusta esto: