Opinión de la Novela “Since We Fell” (2017) de Dennis Lehane

Dennis Lehane no tendrá tan extensa bibliografía como, digamos; Stephen King, John Grisham y Michael Connelly, para mencionar algunos, pero, en su limitada publicación literaria, prácticamente no hay desperdicios.

Arrancaré diciendo que Since We Fell, entre las que he leído, ha sido la novela que menos me ha gustado de Lehane. Es un libro que pareciera estar escrito por dos autores diferentes. La primera mitad por Lehane y la segunda mitad por un autor menos experimentado y menos preocupado por sus lectores.

La primera parte es una serie de saltos en el tiempo presentándonos a la protagonista Rachel Childs, quien tuvo una difícil niñez creciendo con su madre, Elizabeth. Su padre las abandonó a temprana edad y Elizabeth siempre le ocultó su identidad. Rachel creció teniendo una difícil relación con su madre, quien era manipuladora y dominante, siendo a la vez carismática e inteligente.

También tendremos pinceladas de Rachel como adulta, trabajando como periodista y visitando (como parte de su trabajo) lugares como Haití, después del evento real que sucedió en el 2010.

En Haití y, frente a las cámaras, Rachel sufre un colapso mental que la afectará para siempre y, a partir de allí, sufre un cambio radical en su vida.

La primera parte de la novela, como decía, abarca todos estos sucesos de una manera inmersiva y con una prosa elegante, como es de costumbre en Lehane. Se lee más bien como un non-fiction y quieres conocer y saber más de Rachel con el pasar de cada página.

Pero es entonces cuando debemos recordar la primerísima oración de la novela:

On a Tuesday in May, in her thirty-fifth birthday, Rachel shot her husband dead.

Ahí llegamos al punto de la vida de Rachel donde ella está casada y el hombre con quien ella está no aparenta ser lo que dice.

Todo ese rollo “barato” y “casi gastado” de los thrillers contemporáneos donde hay pistas, ligeras investigaciones y la típica confrontación. A diferencia de que en Since We Fell hay más contenido después de dicha confrontación.

En resumen, tenemos casi la mitad de la novela siguiendo los pasos de Rachel Childs, desde su niñez, la relación con su madre, la búsqueda incesante de su padre, su profesión, matrimonio, viajes y colapso mental.
Luego, la novela da un giro de 360 grados y se vuelve un thriller comercial, un libro de aeropuerto. Y tenemos todo eso para la segunda mitad. A eso le sumamos un final insatisfactorio, abrupto y con muchas preguntas sin responder.

La primera parte del libro, personalmente, pienso que merece un 5/5.
La segunda parte del libro… Talvéz un 2/5. Siendo considerado.

No dejaré de leer a Dennis Lehane debido a que éste no está al nivel al que nos tiene acostumbrados. Aún me faltan algunas obras que ya tengo en estantería. Hasta el peor atleta tiene un día malo. También puede pasar con los autores.

A %d blogueros les gusta esto: