This Is the End

this_is_the-endThis Is the End es una historia bastante alocada de un grupo de actores que experimentan los sucesos del apocalipsis en medio de una fiesta.

Los actores se encarnan a ellos mismos y la lista es bastante larga; la protagonizan Seth Rogen, Jay Baruchel, James Franco, Danny McBride, Jonah Hill y Craig Robinson. Hacen apariciones Emma Watson, Michael Cera, Rihanna, Jason Segel, Channing Tatum, Mindy Kaling y Paul Rudd, para mencionar algunos.

No es mucho en lo que se pueda abundar sobre la película pero siguiendo un poco con la trama, después que los eventos apocalípticos cobran mayor fuerza, los protagonistas se encuentran encerrados en la casa de James Franco con pocas provisiones y pocas esperanzas de salir a buscar más, pues algo que aparenta aterrador se escucha fuera.

This Is the End es una película muy loca, ya lo dije. Es tan loca que puedes odiarla completamente o puede gustarte en demasía. Yo me centro en el medio de la escala, quizás siendo minoría.

Es difícil sentirse identificado con algún personaje o ‘sacar’ alguno que sea memorable, de hecho, es difícil que alguno te agrade, pues son unos tontos, hipócritas, inmaduros y se viven ‘matando’ entre ellos.

La película “se deja ver” pero por ratos no parece una comedia; se torna muy pesada y algo extrema. Los chistes son fuertes; se habla mucho de partes íntimas, masturbación, violación; incluso un personaje se orina encima, bebiendo de sus fluidos… Con ésto demuestro que no es una típica comedia para todo el mundo, muchos pueden hasta sentirse ofendidos y asqueados.

En conclusión, si conocen el tipo de comedia que suelen hacer los actores que mencioné se pueden hacer una idea de lo que verán… a eso le añadimos los detalles que les comenté y casi casi tienen un retrato de la película… Pero les aseguro que eso no es todo, pero tampoco les diré… Véanla bajo su propio riesgo, en mi opinión creo que está un poco sobrevalorada… ustedes me harán cambiar de opinión o mantenerla.

Anuncios

Side Effects

side-effects-uk-poster-600x448Steven Soderbergh, director de más de 30 títulos: películas como la trilogía de Ocean, Erin Brockovich, Traffic, Contagion, Haywire, Magic Mike y más, nos trae su más reciente -y probablemente su último- trabajo como director.

Side Effects es una película que recomendaría a todos, pero en especial a psicólogos, psiquiatras, médicos en general, farmacéuticos y abogados.

Tenemos a Emily Taylor (Rooney Mara), una joven mujer que, después de esperar 4 años, se reúne con su esposo al éste salir de prisión. Aún ya unidos, Emily no supera una depresión y ésta atenta contra su vida -sin éxito-. Este atentado la lleva a conocer al doctor Jonathan Banks (Jude Law), quien empieza a darle seguimiento. Banks, después de revisar el historial de Emily con su antigua doctora, Victoria Siebert (Catherine Zeta-Jones), decide recetarle una medicina que apenas salía al mercado, Ablixia. Lo que ninguno sabe es que Ablixia causa unos efectos secundarios (ahí les va la relación del título con el contenido) que llegan a causar una abominable tragedia.

La película captó mi atención de principio a fin, aunque debo admitir que la primera mitad fue una obra de arte en comparación con la segunda mitad, pero siempre digo que no importa tanto el destino si el viaje es algo digno de recordar y admirar.

Las actuaciones son muy buenas, en mi opinión. No cabe dudas que Rooney Mara es una de las actrices jóvenes más talentosas hoy en día y ya muchos conocemos los trabajos de Jude Law y Catherine Zeta-Jones, actores veteranos y muy buenos. Channing Tatum sigue ampliando su reportorio con un pequeño -pero importante- rol acá. Y para los fans de las series (en este caso Breaking Bad y Suits) tenemos un pequeño papel de David Costabile.

No le daré una puntuación perfecta porque el final no fue perfecto (ni muy cerca a la perfección), este tipo de películas necesita eso, necesita ese golpe en el estómago, ese elemento sorpresa. Tampoco le daré una puntuación perfecta porque -al menos para mí- fue muy fácil darme cuenta de lo que estaba sucediendo. Casi a la mitad de la película tenía ideas que resultaron ser casi del todo verdaderas.

Pero en fin, disfruté mucho de Side Effects, es mi tipo de película. Soderbergh hizo un buen trabajo detrás de las cámaras aunque no fuera su mejor labor a la hora de comparar sus otros títulos.

Necesitamos más cine así, más cine inteligente. Menos vampiros, menos explosiones, menos disparos, menos galones de sangre. Eso. Cine inteligente. Punto.

Opinión de la Película “Haywire” (2011)

Entonces, tenemos a Gina Carano, una mujer que, cuando joven, sobresalió en deportes como baloncesto, softball y volleyball; no sin antes estudiar gimnasia, ballet, tap-dance y montar caballos.

Una mujer que luego se entrenaría en Muay Thai (arte marcial originario de Tailandia, el cual se desarrolla de pie por medio de técnicas combinadas de piernas, codos, rodillas y brazos) y que luego pasaría a formar parte de la MMA (artes marciales mixtas), sobresaliendo en ambas disciplinas.

Entonces, tenemos a Gina Carano, un rostro bonito y un cuerpo digno de las disciplinas que sigue pero con cero dotes de actriz y rodeada de conocidos actores como Michael Douglas, Antonio Banderas, Ewan McGregor, Michael Fassbender, Bill Paxton y Channing Tatum.

Haywire es una película filmada bajo el mando de Stephen Soderbergh, ganador de Oscar por la película Traffic y quien, además, tiene bajo su manga la trilogía de Ocean’s Eleven y la reciente Contagion.

Trata sobre una súper-soldado que busca venganza en contra de sus superiores después de haber sido engañada y haber corrido el riesgo de ser asesinada en el proceso.

Es una película que no ofrece nada nuevo, aunque estamos más acostumbrados a ver hombres en estos roles protagonistas. Películas como “Salt” y ésta misma rompen esa barrera, para mencionar algunas recientes.

La trama es bastante cliché, aporta, como ya dije, pocos elementos novedosos y es muy predecible.

La actuación de Carano deja mucho que desear aunque no se niega su destreza a la hora de asestar golpes y patadas. El elenco es sorprendente pero son tantos actores que el tiempo de la película (aprox. 90 minutos) no es suficiente para una participación justa de cada uno de ellos.

Las secuencias de artes marciales están bien coordinadas pero no puedo decir lo mismo de la música, la cual se vuelve repetitiva y, a veces, parece estar colocada de manera cuestionable en algunas escenas aleatorias.

Es recomendable si no se tiene muchas expectativas, la larga lista de actores me hizo pensar que Haywire tendría potencial… pudo tenerlo pero se quedó corta.

The Vow

Pienso que hay películas de todo tipo, para todo tiempo. Películas para niños, para toda la familia, para hombres, para mujeres, para parejas, para grupos, algunas exclusivas para verse en el cine y otras en comodidad de su hogar.

The Vow es lo que yo llamaría, una película rosada, esa categoría que disfrutas cerca de tu pareja. Y, aunque no se crea, en la distancia puede existir la cercanía. Vi este film simultáneamente con mi novia, ella está del otro lado del mundo y, aún así, vimos y comentamos escenas y situaciones de la película como si nos encontráramos lado a a lado.

The Vow nos narra la versión cercana de una historia que aconteció realmente. Una joven pareja (Paige y Leo), recién casada y con todo el futuro por delante, sufre un accidente automovilístico; Paige pierde la memoria a nivel parcial, olvidándose por completo de Leo. El esposo intentará hacer que Paige recupere, no sólo su memoria, sino también el amor que ella alguna vez sintió por él.

Es una buena película; es inspiradora y emotiva. Combina elementos de drama, romance, tragedia y comedia.

Los protagonistas, Channing Tatum y Rachel McAdams hicieron un buen trabajo a la hora de desarrollar sus personajes. Sam Neill y Jessica Lange dieron adecuada profundidad a la historia participando como personajes secundarios pero con algo de peso.

Como dije, The Vow es una buena película; tiene aceptable música, fluidos diálogos, palpable química entre los actores y buen ritmo en el desarrollo de la historia. Se deja disfrutar fácilmente en parejas y es quizás una película que no hubiese ido a ver al cine. Estuvo basada en una historia real y es una versión que me ha parecido bastante plausible y acertada.

21 Jump Street

Schmidt y Jenko fueron estudiantes de secundaria, Schmidt era el blanco de todas las burlas, con sus braces y su cabello al estilo Eminem, Por otra parte, Jenko era el popular de la escuela aunque no tan brillante en clases.

Siete años después de terminar la secundaria, ambos se encuentran en la academia de policía y, después de desempeñar una labor mediocre, ambos son enviados a 21 Jump Street, en esta dirección se encuentra una iglesia abandonada y es donde se reúne un grupo de jóvenes policías que trabajarían en misiones encubiertas.

Dada la apariencia física de Schmidt y Jenko (ambos se ven jóvenes), su trabajo es infiltrarse en la secundaria y destapar una operación narcótica dentro de ella.

Jonah Hill (con algunas 40 libras menos) y Channing Tatum protagonizan esta comedia contemporánea basada en una serie de finales de los ’80/inicios de los ’90 del mismo nombre. Junto a ellos el hermano menor del actor James Franco, Dave Franco da vida a uno de los personajes; también Brie Larson, Ice Cube, DeRay Davis, Rob Riggle (actor que me da risa de tan sólo verlo), Chris Parnell (“Suburgatory“) y Jake M. Johnson (“New Girl”).

21 Jump Street es una buena comedia, aunque llena de clichés y que no deja de ser algo predecible. Igualmente, es entretenida y no puedo negar que te hará reír. Es un poco pesada debido a las palabrotas, algo de violencia, el alto consumo de alcohol y drogas y algunas referencias sexuales que pueden desagradar a algunos.

Si poco saben acerca de los antecedentes de este título, se sorprenderán mucho (algo que pasó conmigo) con un cameo en los minutos finales del film.

La película dura unos 109 minutos y transcurre con fluidez, aunque en algunas escenas el tiempo parece paralizarse. La química entre los dos actores principales es muy buena, fácilmente convencen a la audición. Y, en general, como he estipulado, la película es bastante entretenida y graciosa.

Si gustan de películas como Superbad, Knocked-Up, The Hangover y demás, pues 21 Jump Street no los defraudará. Es una de las buenas comedias que nos obsequia el 2012.

A %d blogueros les gusta esto: