Opinión de la Película “No Escape” (2015)

kfzndq2mSupe de No Escape a inicios del verano del 2015 gracias a SNY, la cadena de televisión que transmite los juegos de los Mets de Nueva York. La cadena presentaba, durante los comerciales, trailers de esta película y la verdad es que me parecía bastante interesante.

No Escape se estrenó en agosto del 2015 y estuvo dirigida por John Erick Dowdle (“Quarantine”, “Devil). Dowdle a pesar de manejar temas de horror, como se puede notar en sus pasados trabajos, decide escribir (junto a su hermano Drew) una historia más enfocada en thriller y acción. No Escape, además, tiene elementos de suspenso, por lo que comprobamos que los hermanos Dowdle aún no deciden alejarse totalmente de lo que conocen.

La película está protagonizada por Owen Wilson (“Midnight in Paris“), Lake Bell (“In A World…”) y Pierce Brosnan (“A Long Way Down“).

Owen Wilson es la sorpresa en este film, nuevamente demuestra que puede hacer papeles lejanos a los roles cómicos. En No Escape hace de esposo ejemplar y padre preocupado. Con debilidades y dudas pero con ímpetu de supervivencia, siempre poniendo a los suyos primero, cueste lo que cueste. Wilson expresa un vasto rango de expresiones y debo decir que me convenció casi en totalidad.

Para darme a entender debo de explicar un poco la trama: Jack Dwyer debe trasladarse permanentemente a un país extranjero para comenzar una nueva etapa laboral y personal. Lógicamente su familia (esposa y dos hijas) se trasladan con él. La relativa tranquilidad se verá alterada casi desde el principio, cuando se percatan de que están en el mismo centro de un golpe de estado. La incomodidad pasa a desesperación cuando ellos son testigos del salvaje trato que se les está dando a los extranjeros en medio de la revuelta.

No les queda de otra que intentar escapar y alejarse del conflicto. Algo que parece imposible y, así como el título lo indica, no hay escapatoria.

No Escape es una película tensa, donde la violencia y el caos abunda, donde el espectador se encontrará al margen de su asiento, con las palomitas siendo reemplazadas por sus propias uñas.

Es bastante entretenida y, gracias al acelerado ritmo, sientes que no aburre. A pesar de sus giros predecibles, parece que disfrutas de algo fresco.

La película fue filmada en Tailandia y contó con un presupuesto de unos cinco millones de dólares. Su tiempo de duración es de aproximadamente 103 minutos.

El concepto de No Escape es plausible. Donde el director triunfa es cuando te hace partícipe del filme, en verdad sientes que estás en medio del conflicto y el caos. Es tan convincente que a veces te hace cuestionarte: ¿qué harías en una circunstancia similar?

Si aún no la han visto, la recomiendo totalmente.

A %d blogueros les gusta esto: