Opinión de la Película “No Escape” (2015)

kfzndq2mSupe de No Escape a inicios del verano del 2015 gracias a SNY, la cadena de televisión que transmite los juegos de los Mets de Nueva York. La cadena presentaba, durante los comerciales, trailers de esta película y la verdad es que me parecía bastante interesante.

No Escape se estrenó en agosto del 2015 y estuvo dirigida por John Erick Dowdle (“Quarantine”, “Devil). Dowdle a pesar de manejar temas de horror, como se puede notar en sus pasados trabajos, decide escribir (junto a su hermano Drew) una historia más enfocada en thriller y acción. No Escape, además, tiene elementos de suspenso, por lo que comprobamos que los hermanos Dowdle aún no deciden alejarse totalmente de lo que conocen.

La película está protagonizada por Owen Wilson (“Midnight in Paris“), Lake Bell (“In A World…”) y Pierce Brosnan (“A Long Way Down“).

Owen Wilson es la sorpresa en este film, nuevamente demuestra que puede hacer papeles lejanos a los roles cómicos. En No Escape hace de esposo ejemplar y padre preocupado. Con debilidades y dudas pero con ímpetu de supervivencia, siempre poniendo a los suyos primero, cueste lo que cueste. Wilson expresa un vasto rango de expresiones y debo decir que me convenció casi en totalidad.

Para darme a entender debo de explicar un poco la trama: Jack Dwyer debe trasladarse permanentemente a un país extranjero para comenzar una nueva etapa laboral y personal. Lógicamente su familia (esposa y dos hijas) se trasladan con él. La relativa tranquilidad se verá alterada casi desde el principio, cuando se percatan de que están en el mismo centro de un golpe de estado. La incomodidad pasa a desesperación cuando ellos son testigos del salvaje trato que se les está dando a los extranjeros en medio de la revuelta.

No les queda de otra que intentar escapar y alejarse del conflicto. Algo que parece imposible y, así como el título lo indica, no hay escapatoria.

No Escape es una película tensa, donde la violencia y el caos abunda, donde el espectador se encontrará al margen de su asiento, con las palomitas siendo reemplazadas por sus propias uñas.

Es bastante entretenida y, gracias al acelerado ritmo, sientes que no aburre. A pesar de sus giros predecibles, parece que disfrutas de algo fresco.

La película fue filmada en Tailandia y contó con un presupuesto de unos cinco millones de dólares. Su tiempo de duración es de aproximadamente 103 minutos.

El concepto de No Escape es plausible. Donde el director triunfa es cuando te hace partícipe del filme, en verdad sientes que estás en medio del conflicto y el caos. Es tan convincente que a veces te hace cuestionarte: ¿qué harías en una circunstancia similar?

Si aún no la han visto, la recomiendo totalmente.

Anuncios

A Long Way Down

CapturaEl lugar más popular en Londres para cometer suicidios y la víspera del Año Nuevo, la fecha más popular para cometer suicidios.
Definitivamente, Martin Sharp no pensó en nada de esto cuando se disponía a lanzarse desde el Topper’s House. Minutos después de su llegada, otros se acercan al conocido lugar y no pasa mucho tiempo cuando cuatro personas en total coinciden y empiezan a socializar dentro de tan extraña situación.

Después un pacto… unas vacaciones… una difícil amistad…

“Un puñado de personas desesperadas siendo desesperados juntos” dice uno de los personajes en alguna parte de la película.

A Long Way Down es un filme británico basado en el libro del mismo título, escrito por Nick Hornby y publicado en el 2006.

No es sorpresa que en las redes consideren que el libro es mejor, en lo que no puedo opinar porque no lo he leído.

La película fue lanzada en el 2014 y tiene una digerible duración de aproximadamente 96 minutos. Fue dirigida por Pascal Chaumeil y cuenta con aceptables actuaciones de Pierce Brosnan, Toni Collette, Imogen Poots y Aaron Paul.

Es una película tierna y conmovedora, por ratos intensa, por ratos dulce y graciosa. Una película con un buen mensaje y fácil de ver con tu pareja o familiares.

Bag Of Bones

Es muy difícil tomar un libro de Stephen King y adaptarlo a una película, son muy pocas las que han salido airosas; entre esas tenemos a “The Green Mile” y “The Shawshank Redemption”, pero debemos tomar en cuenta que la primera corre por poco más de 3 horas y la otra tiene duración de casi dos horas y media. En cambio, mejores resultados se han visto en las miniseries, como ejemplo puedo citar a “The Shining” y “The Stand”. Estas miniseries fueron grandiosas en su época y ambas fueron dirigidas por Mick Garris, el mismo quién dirige esta actual producción. Debo añadir que la miniserie está protagonizada por un ex-007, Pierce Brosnan, un actor muy querido y conocido por muchos; junto a él, Melissa George; una cara conocida que ya sabe lo que es el trabajo en sets para producciones de terror y suspense. No está de más decir que el libro de Stephen King es excelente y, mezclando todo lo descrito con anterioridad, es bastante fácil para nosotros tener altas expectativas de esta adaptación.

Recapitulando: Un excelente libro escrito por un excelente autor, un director quien ha adaptado muy buenas historias de King y las ha convertido en obras de arte, un elenco a nivel de Hollywood y muchas horas con las que se puede jugar al momento de adaptar el guión y de editar las escenas.

¿El resultado?… Muy por debajo de lo esperado (lamentablemente).

La trama gira en torno a Mike Noonan, un famoso escritor que queda viudo luego de que su esposa fuera impactada por un autobús mientras cruzaba la calle y se dirigía hacia él mientras firmaba unos libros en una biblioteca. A raíz de esto Noonan sufre un bloqueo de escritor y se retira a una casa en un lago donde el fantasma de su esposa intenta comunicarse con él… otro fantasma, también en la casa, busca todo lo contrario. Además de esto, Mattie Devore lleva una constante batalla con su suegro, ya que éste le quiere quitar a su hija para completar sus fines macabros… Noonan interviene y, de inmediato, se ve mezclado en una oscura historia llena de amor, secretos, sangre y fantasmas.

Debe de ser sumamente difícil adaptar un libro de más de 700 páginas (al menos esa es la cantidad que tiene mi edición), y que toma más de 20 horas a un lector regular (a mi, 11 días).

Leí el libro hace unos 6 años, pero está entre mis Top 10 de Stephen King, y recuerdo muchas cosas como para poder decir que la historia fue cortada vilmente y vuelta a pegar como para que la esencia permaneciera, mientras los detalles se pierden como humo entre las nubes. ¿La esencia? “Muere la esposa de un escritor, este se aleja de la civilización hacia una casa en el lago y se percata de que sufre bloqueo de escritor a raíz de su soledad”. ¿Los detalles? Son muchos, pero entre unos está: La esposa murió de una aneurisma cerebral, mientras que en la adaptación la choca un autobús. No es un detalle significativo, pero cuando unes todas esas pequeñas piezas alteradas, puede que se convierta en algo muy distinto de lo que leíste.

No puedo ponerme en el lugar de la persona que no leyó el libro, no sé si le podría gustar o no la adaptación. Personalmente a mi me decepcionó bastante aunque no podría decir que la miniserie es mala per se, tiene muchos elementos que la hacen interesante.

La actuación de Pierce Brosnan, por ejemplo, es bastante buena, y en las partes que podría fallar atribuiría la culpa al guión. Brosnan es irlandés e interpreta a un personaje también irlandés, no podría negar que su acento a veces me llegaba a molestar, al igual que sus extrañas carcajadas. Si leyeron el libro se dan cuenta que el sentimentalismo de ambos personajes (libro vs. adaptación) con las personas que los rodea también es un poco diferente, creo que esto es porque la miniserie no nos permite apreciar bien el flujo del tiempo, parecen pasar apenas días. Jocosamente, agregaría que imagino lo dichoso que se sintió este señor al besar a tres mujeres en diferentes escenas pasadas en menos de tres minutos, algo extraño de ver.

La contraparte del actor es Melissa George, quien hace una pasable interpretación. La historia es de fantasmas y creo que si estos fueran visibles podrían haber contratado a Melissa para interpretar el papel de algunos de ellos, su piel es así de blanca. Considero que a pesar de que su rol no fue tan prominente como en el libro, las pocas líneas que salieron de su boca lo hicieron con marcado dramatismo, una actuación un poco forzada.

Anika Noni Rose interpreta muy bien a Sara Tidwell, aunque en su mayoría es sobre un escenario deslumbrando al público con su voz, sus últimas escenas fueron excelentemente personificadas, me recordó mucho a la Sara del libro.

La niña Caitlin Carmichael, sorprendió con un dulce papel muy bien interpretado, una actriz digna de buscar en el futuro, quizás la próxima Dakota o Elle Fanning.

El ambiente y escenarios fueron bien retratados, el gélido lago y la misteriosa casa de campo, los alrededores: un pequeño pueblo lleno de los secretos más oscuros, un pueblo plagado por más de 6 décadas.

La música es buena, incluyendo la voz del personaje de Sara Tidwell, aunque nos podemos llegar a cansar de sus canciones. Además, aunque no conozco mucho del tema, creo que el maquillaje fue utilizado apropiadamente, tengo una escena en mente: El choque y muerte de Jo.

En cuanto a la trama, esto es lo peor; la miniserie es sumamente lenta (por suerte la vi sin comerciales), el director dio muchas vueltas en escenas poco interesantes y las que debieron llenarnos de tensión (como en el texto) fueron cortadas por un machete sin afilar, un golpe muy bajo para quienes leyeron el libro publicado en el 1998. La historia, más que tenebrosa es depresiva, y esto hace que el tiempo se nos haga más y más lento.

Por otro lado, los efectos especiales no fueron nada del otro mundo. A veces fueron poco plausibles y en otros momentos fueron absurdas, casi a reir.

Los villanos, especialmente Max Devore, no fueron para nada amenazantes, ni sentí el odio que recuerdo haber sentido en el libro, más bien pena y lástima.

La adaptación estuvo plagada de clichés de horror, el típico gato (esta vez fue un mapache) que te salta encima desde las alturas, los cambios de cámaras en la búsqueda implacable de robarnos un susto, repentino ascenso de volumen en la música y nunca se queda atrás la tormenta en los momentos culminantes. Todo un saco de clichés.

Debo admitir que a pesar de los pobres diálogos, la trama incoherente y super-mega lenta, Bag of Bones aumenta considerablemente el interés de quien la ve en los últimos cuarenta minutos, donde al fin dejas de ver el reloj (o barra reproductora) para confirmar el tiempo en que acaba la miniserie. Aún así, estos cuarenta minutos finales no salvan una entrega que empezó mal desde el principio.

Y recapitulo nuevamente antes de cerrar con broche de oro esta entrada: Pobre dirección y pobre guión, las actuaciones no estuvieron del todo mal, tampoco la música ni el maquillaje, supieron presentarnos bien el ambiente, nos sorprenden con una cuantas referencias cómicas sobre el mundo de King; el diálogo es precario, los efectos especiales no son impactantes ni memorables, la adaptación está llena de elementos conocidos en películas de horror y suspenso barato, destrozaron un buen libro de un excelente autor. ¿Creen que un 4/10 es modestia suficiente para con ellos?

Si les interesa esta historia, compren el libro (o yo se los presto).

A %d blogueros les gusta esto: