Man On A Ledge

Siguiendo con películas lanzadas en el 2012 y, en este caso, con Sam Worthington como protagonista, ahora les comentaré brevemente sobre Man On A Ledge.

Imagino que todos saben lo que es un thriller; ese tipo de películas desenfrenadas, mayormente con ritmo y música acelerados, nos sube la adrenalina con esos momentos tensos y, a veces, sorpresivos que tanto nos llenan de ansiedad. Ese tipo de películas que, por lo general, tienen corta duración y, a veces, nos presenta un giro en la trama o nos deja con un cliffhanger.

Bueno, por ahí va el asunto. Man On A Ledge tiene un poco de eso, así como un poco del género criminal.

Asger Leth se estrena como director adaptando a la pantalla grande un guión de Pablo F. Fenjves, y contando con un presupuesto de 42 millones de dólares, ofrecidos por los productores ejecutivos.

El elenco consta de actores conocidos tales como Sam Worthington, Elizabeth Banks, Edward Burns, Ed Harris y Titus Welliver. También es preciso mencionar la buen labor de Jamie Bell y la bella Génesis Rodríguez (hija del cantante y actor venezolano, José Luis Rodríguez “El Puma”).

Como pueden ver en la foto y como podrán deducir por el título de la película (hombre en la cornisa), el argumento se centra en un hombre que amenaza con suicidarse lanzándose a las calles de Manhattan mientras una policía-psicóloga-negociante trata de evitar el acto. Por otro lado, en el edificio del lado se está llevando a cabo -simultáneamente- uno de los robos más grandes de la actualidad… ¿Coincidencia?

Para los fans de Stephen King, el título de la película -y parte de su argumento- nos recordará un poco a ese cuento llamado “The Ledge” (La Cornisa) lanzado por primera vez en la revista Penthouse en el 1976 y luego, en esa colección de relatos llamada “El Umbral de la Noche” en el 1978.

Es obvio -aunque aclararé como quiera- que no hay ninguna relación entre el relato de mencionado autor y este film.

La película es sencilla, pero les prometo que los mantendrá entretenidos casi desde el principio. Tiene un buen ritmo, actuaciones pasables y buenos giros en la historia aunque crean que las opciones para su conclusión puedan ser limitadas. No es una buena película, tampoco puedo decir que es mediocre… Lo que SI puedo decir es que oscila peligrosamente entre ambas pendientes y, si pueden encontrar algo que la sustituya, pues bien, no los culparía. Ahora bien, si lo que quiere quieren entretenerse sin gastar mucho y dentro de la comodidad de sus hogares, pues, ¡bienvenido seas, Man On A Ledge!

Anuncios

Wrath of the Titans

Después de una catastrófica primera parte -al menos en mi opinión y en la de muchas personas que conozco-, la Warner Bros. decide arriesgarse con una secuela y, a continuación, les hablaré un poco sobre el producto final y sus resultados.

En esta entrega ya han pasado diez años desde los eventos de la primera parte y vemos que Perseus (ahora un poco melenudo), a pesar de tener la virtud de ser un semi-dios,  ha decidido escoger la vida de los mortales. Contrae matrimonio y tiene un hijo. En las primeras escenas de la película, nos  percatamos de que su esposa ha fallecido muy recientemente y Perseus tiene que hacerse cargo de su hijo de diez años, Helios, en una comunidad costera y dedicada a la pesca.
Lo que Perseus desconoce es que entre los dioses hay una disputa y grandes problemas que se avecinan. Es entonces cuando su padre, Zeus, lo visita a la Tierra y requiere de su ayuda… Otra aventura más para el ya conocido héroe de la mitología griega.

Wrath of the Titans contó con un presupuesto de 150 millones de dólares y la dirección estuvo a mano de Jonathan Liebesman (“The Killing Room”, “Battle Los Angeles”). Entre los actores tenemos a Sam Worthington, Liam Neeson, Ralph Fiennes y Danny Huston quienes regresan una vez más en esta parte. Además, contamos con Édgar Ramírez (interpretando al dios de la guerra, Ares), Rosamund Pike (quien reemplaza a Alexa Davalos como Andrómeda), Toby Kebbell (que interpreta al hijo de Poseidon, Agenor), John Bell (como el hijo de Perseus, Helios), entre otros.

Si recordamos bien a Clash of the Titans, nos llegaría a la mente una película con una trama lenta a pesar de sus secuencias de acción, con efectos 3d desastrosos y un protagonista con números negativos en carisma. Elementos que deberían haber descartado una secuela inmediatamente.

Pero bien, aquí tenemos a Wrath of the Titans, y es mi tarea comentarles sobre ella.

¿Es mejor que la primera parte? Definitivamente, sí.
No es una película grandiosa, tiene sus fallas, eso no se puede ocultar. Aún así, poco más de 90 minutos son suficientes para ver a Perseus y los demás acabando con extrañas criaturas mitológicas; entre ellas: Quimeras, Minotauros y Makhais.
Y, por supuesto, no olvidar al titán, Kronos. (Por cierto, un solo titán y la película está titulada en plural, señalándonos “titanes”, pero bueno).

En cuanto al 3D, ésta es otra mejora considerable… Tiene muy buenos efectos y las escenas de acción son increíbles. Y es cierto, nunca tendrá la calidad de “Avatar” (aunque esta película tiene ya 3 años que se lanzó) ni de “Alicia en el País de las Maravillas” pero considero que, en general, hicieron muy buen trabajo. Se sorprenderán esquivando enormes piedras y es muy palpable ese viaje al infierno sobre la superficie rocosa.

Al igual que en la primera entrega, algunas escenas de esta película te aburrirán, son un poco lentas y como que tardan en arrancar -así como un carro que no quiere encender del todo-. Además, creo que algunos de los personajes fueron puestos así no más, para rellenar, sin historiales ni antecedentes.

Sam Worthington, producto de muchas quejas en la primera parte, hizo mejor trabajo en Wrath of the Titans. De los demás no tengo muchas quejas salvo lo que les comenté en el párrafo anterior: algunos personajes deambulaban sin razón de ser.

En conclusión, Wrath of the Titans es una disfrutable mejora de su antecesor Clash of the Titans, pero sólo eso. No esperen fuegos artificiales ni escenas orgásmicas, poco de eso tendrán. Ahora bien, lo que sí pueden esperar es OTRA secuela que ya ha sido anunciada tentativamente para el 2014. Como si ya no fuera suficiente -__-”

The Debt

La señorita Jessica Chastain parece estar sufriendo de lo mismo que sufre Olivia Wilde: Omnipresencia Hollywoodiana ( esto me lo inventé yo 😛 ). Y es que estas mujeres han participado en muchas películas taquilleras en los últimos dos años, tomaré a Wilde como ejemplo: Los fanáticos de la serie de televisión ‘House’ ya la conocían, pero en mi caso, no fue hasta “The Next Three Days” que me fijé en ella; luego apareció en “Tron: Legacy”, “The Change-Up”, “Cowboys And Aliens”, “In Time” y otro puñado de películas más.

Por el otro lado, tenemos a la mujer en cuestión, Jessica Chastain, que ha aparecido frente a mi entre las últimas películas que he visto: películas como “The Help” y la que comentaré a continuación “The Debt”. También está en algunas películas que se encuentran en mi lista de espera, tales como “The Tree of Life” y “Coriolanus”.

Ahora bien, The Debt es un thriller de espías que, en un principio está ambientada en el 1997, cuando los agentes secretos Rachel Singer y Stefan Gold (Helen Mirren y Tom Wilkinson, respectivamente) se enteran de una noticia impactante sobre David Peretz (Ciarán Hinds). Estos tres personajes son honrados en su tiempo por la misión que cumplieron décadas atrás cuando investigaron, capturaron y eliminaron al criminal de guerra nazi, Dieter Vogel. En el tiempo presente, la hija de Rachel escribe un libro sobre esta hazaña y la señora Singer comienza a reflexionar sobre su pasado y lo que verdaderamente ocurrió 30 años atrás. En estas escenas veremos a los tres espías en su juventud (interpretados por Jessica Chastain, Sam Worthington y Marton Csokas) y cómo fue distorsionada la verdad y porqué.

Es una película muy interesante, aunque no del todo original. Considero que tenía un elevado potencial que fue derramado en sus escenas finales, aún así no deja de ser una muy buena historia, muy bien contada y con actores que le dan peso a ella.

Es una de las pocas películas mencionadas en el Top 20 del 2011 Stephen King y, si mal no recuerdo, creo que, sorpresivamente, en esta lista fue la primera vez que supe de esta película. ¡La recomiendo totalmente!

A %d blogueros les gusta esto: