Opinión de la Película “Triple 9” (2016)

triple_nine_ver2_xxlgTal y como los viejos tiempos; terminando de disfrutar de una película y luego saltando al frente del computador para escribir lo que pensé sobre ella. No recuerdo la última vez que hice eso.

Hoy me toca compartir un poco sobre Triple 9, un filme estrenado en el 2016, bajo la dirección de John Hillcoat (“The Road”, “Lawless“) y el guión de Matt Cook (“The Duel, Patriots Day”).

Un grupo de delincuentes junto a policías corruptos están siendo chantajeados por la mafia rusa para que lleven a cabo un asalto que parece ser imposible. Uno de ellos determina que crear un 999 les facilitaría la encomienda. El código implica ayuda urgente, policía herido.

Triple 9 cuenta, en mi opinión, con un elenco de primera: Casey Affleck (“Gone Baby Gone”, “Manchester by the Sea”), Chiwetel Ejiofor (“12 Years a Slave”, “Doctor Strange”), Woody Harrelson (“The Hunger Games“, “Zombieland“), Anthony Mackie (“Captain America: The Winter Soldier”, “Avengers: Age of Ultron“, “Ant-Man“), Kate Winslet (“Titanic”, “The Reader”, “Contagion“), Clifton Collins Jr. (“Westworld”), Aaron Paul (“Breaking Bad”, “Need for Speed“), Norman Reedus (“The Walking Dead”, “The Boondock Saints“), Gal Gadot (“Furious 6“, “Wonder Woman”), Teresa Palmer (“Warm Bodies“) y Michael Kenneth Williams (“The Wire”, “The Night Of”).

Lo primero que captó mi atención fue el elenco. El pasado jueves en la noche, mientras cambiaba canales en el televisor, di con Showtime y allí pude ver un extendido trailer de este film. Hoy decidí rentarla por Amazon.

Me gustó mucho Triple 9, aunque no es perfecta. Creo que estoy acostumbrado al formato de las series de televisión, por lo que con las películas no logro identificarme mucho con los personajes dada la relativa corta duración, cuando se compara con la pantalla chica, por supuesto.

También, debido al formato, se siente que los eventos son acelerados para que puedan terminar congruentemente (algo que no siempre se logra). De hecho, tengo mis reservas con la escena final del filme.

Pero, nuevamente, me gustó mucho Triple 9. Tiene muy buenas escenas, tanto las de acción, como las de diálogos. La escena del robo del banco y la de la expedición policial a mitad del filme, sobresalen.

La actuación es muy buena, aunque quisiera decir excelente. Pero no puedo. Winslet no me convenció como matrona, algo en su acento, no sé… También me distraía y me parecía un poco forzado que Casey Affleck siempre estuviera masticando chicle en todas sus escenas. Muchos otros de los actores que mencioné tienen poquito tiempo en pantalla.

La trama tiene muchos giros, varias sorpresas, momentos de impredecibilidad, pero también tiene algunas incongruencias y algunas preguntas quedan sin responder o, equivocadamente, a interpretación del espectador.

Si gustan de -y ahora utilizaré palabras claves- películas que contengan atracos, policías corruptos, traición, ambición, chantaje, mafia rusa, gangas latinas y demás, pues Triple 9 es para ti. Si le sumamos la buena actuación, creo que la mayoría acabará satisfecho.

La película fue filmada en Georgia, USA y contó con un presupuesto de unos 20 millones de dólares. En cuanto a duración, tiene aproximadamente unos 115 minutos.

Es comparada, por aspectos similares, con “The French Connection” (1971), “Heat” (1995), “Sicario” (2015) y “Point Break” (1991).

Los usuarios en IMDB le otorgan -hasta la fecha- un rating de 6.3 mientras que Rotten Tomatoes y Metacritic le dan 53% y 52% respectivamente.

A mi, personalmente, me parece justo un 7.5
Igualó mis expectativas, disfruté en totalidad y la recomiendo si gustan de las palabras claves que pauté en párrafos anteriores.

Opinión de la 1ra Temporada de “True Detective”

true-detective-1a-temporada_t76295_jpg_290x478_upscale_q90Es muy posible que esta entrada haya llegado un poco ‘tarde a la fiesta’, pero con el arranque de la segunda temporada de True Detective apenas estrenado dos noches atrás, creo oportuna la adición de estas palabras a mi blog.

Como ya muchos deben saber, True Detective es una serie de HBO presentada en forma de antología, muy a-la-American Horror Story, donde cada temporada abarcará una historia diferente, con un elenco distinto y nuevas locaciones.

Sin mucho preámbulo, la primera temporada narra la historia de dos detectives que son traídos a interrogación para hablar sobre un caso de hace 17 años. Cada uno es interrogado de manera separada y cada uno cuenta la versión de la historia como mejor recuerda.

La serie saltará entre los dos tiempos, 1995 y 2012.

Lo que comienza como una interrogación normal hace que ambos detectives recuerden cosas del pasado que -a lo mejor- habían decidido olvidar, heridas se vuelven a abrir y detalles saldrán a relucir… Quizás detalles que ayuden a resolver tan intrínseco caso… Casi dos décadas más tarde.

La primera temporada de True Detective mezcla géneros de crimen y misterio con horror ritualista, temas de existencialismo y algo de drama gótico.

La serie estuvo creada y fue escrita por Nic Pizzolatto (“The Killing”) y todos los episodios fueron dirigidos por Cary Joji Fukunaga (“Sin Nombre”, “Jane Eyre”).

Matthew McConaughey y Woody Harrelson dan vida a los dos detectives y Michelle Monoghan, Michael Potts, Tory Kittles, Michael Harney, Alexandria Daddario y Lili Simmons dan color al elenco.

True Detective necesitó de tan solo ocho episodios para contar su historia. Cada uno con un alrededor de 60 minutos. La serie se estrenó el 12 de enero del 2014 y el episodio final fue el 9 de marzo del mismo año.

True-Detective

True Detective no es una serie para todo el mundo, se necesitan 2 ó 3 episodios para empezar a quedar ‘enganchados’. El ritmo es un poco lento y la temática es bastante fuerte. Es comparable con la serie de Hannibal.

Los personajes son seres humanos con miles de problemas, bastante reales y palpables, por lo que algunos no caerán muy bien. La actuación estuvo formidable, desde los protagonistas hasta los roles más inferiores. Lo mejor que he visto de McConaughey y Harrelson.

El personaje de McConaughey es bastante complicado y su flujo de pensamientos y manera de expresarse podrá no sentar bien a muchos, aún así, el guión ayuda a los personajes a mantenerse en altura con diálogos sutiles (aún traten temáticas pesadas) y, con el suspenso escalonado, la serie promete mucho desde la primera escena.

Muchos consideran a True Detective como la serie del año, otros ya la catalogan como “la mejor serie”. Yo no llegaría tan lejos.
Es cierto que los defectos son escasos pero, como dije anteriormente, no es una serie para todo el mundo. Lamentablemente, cuando ese es el caso, es difícil catalogar la calidad de una serie de televisión.

Y bien es cierto, True Detective ya tiene sus fanáticos y tiene elementos que la pueden convertir en una serie de culto. También tiene una fuerte cadena de televisión que la representa. Además, los detalles técnicos estuvieron excelentes y tanto el creador/guionista como el director supieron cargar con toda la serie y salir airosos. Aún así, prefiero dejar que cada uno que pudo disfrutar de ella tenga su propia impresión, su propia opinión y su propia conclusión.

A mi me gustó mucho, mas no la considero ‘una de mis series favoritas’, ‘una de las mejores series’, etc. La disfruté mucho y creo que no fui el único en ver esa escena final del cuarto episodio más de cinco veces (pista: larga escena en una sola toma).

Ahora, esperar hasta el próximo domingo, a ver que nos deparará el segundo episodio de la segunda temporada.

Opinión de la Película “The Hunger Games: Mockingjay – Part 1” (2014)

mockingjay_poster_by_vanja1995-d7i57yiTeniendo en cuenta que tuve la oportunidad de ver The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 prácticamente desde que salió, no hay dudas de que este post llega un poco tarde.
Y en verdad no puedo inventar excusas, pero quizás la decepción o la idea de hacer una entrada única cuando viera el cierre de la saga serían las más cercanas.

Si es extremadamente raro que una película sea mejor que el libro del cual está adaptado y si Mockingjay, escrito por Suzanne Collins y publicado en el 2010, fue el libro que menos me gustó, entonces, ¿porqué me hice la idea de que sería una excelente película?

Katniss Everdeen se encuentra en el Distrito 13, bajo el liderazgo de Alma Coin y la protección de viejos amigos. En su intento de salvar a Peeta y a toda la nación, Katniss se convertirá en el Sinsajo –the Mockingjay- un símbolo de la rebelión y justicia.

Desde que supe que iban a dividir el libro en dos películas expresé mi descontento. No me andaré con rodeos ni tecnicismos: Mockingjay – Part 1 es un trailer de dos horas sobre Mockingjay – Part 2, y créanme, no soy el único que piensa y dice eso.

Ahora bien, Francis Lawrence hace un estupendo trabajo detrás de las cámaras y los 125 millones de dólares de presupuesto no fueron desperdiciados. La actuación fue muy buena y la lista de actores se extiende en esta entrega.

Volvemos a contar con Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Willow Shields y el fallecido Philip Seymour HoffmanTambién regresan Jena Malone, Sam Claflin y Jeffrey Wright y se incorporan Julianne Moore, Natalie Dormer y Mahershala Ali.

En la música se destaca Lorde y la misma Jennifer Lawrence tiene una participación musical como parte de la trama dentro del film.

The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 es una película que prácticamente tendrán que ver por obligación, es parte de una cadena, un enlace entre películas de una saga que casi concluye. Es un penúltimo esfuerzo con sólidas actuaciones, trasfondo político y momentos emotivos, pero con poca acción, ritmo pausado y fácilmente olvidable. 6.5/10

The Hunger Games: Catching Fire

CapturaPara Katniss Everdeen nada es lo mismo desde que regresó de los Juegos del Hambre (los eventos presentados en la primera parte). Tiene más dinero del que podría necesitar, reside en la cuadra de los victoriosos y tiene a su familia -y a su(s) amor(es)- bien cerca. Ha empezado a vivir bajo la promesa de que no tiene que preocuparse por nada más durante el resto que le quede de vida.

Si todo esto fuera cierto, la historia hubiese acabado con un solo libro, con una sola película.

The Hunger Games: Catching Fire es la segunda película basada en el segundo libro de Suzanne Collins, llamado Catching Fire. El libro se publicó en el 2009 y es en este año que la adaptación ve la luz… Una excelente adaptación, en mi opinión.

Se narra la historia de Katniss y Peeta (y todos quienes los rodean) después de ganar los Juegos del Hambre. Ahora tendrán que participar en una travesía -un Tour– por todos los distritos pues el capitolio los presenta como los ganadores más recientes.

Antes de eso, el Presidente Snow visita a Katniss -sabiendo que su amor verdadero es Gale y que sus sentimientos hacia Peeta son una actuación-. Snow pide a Kat convencer a todos -pero principalmente a él- de que ese amor es verdadero ya que se están empezando a ver indicios de revolución y nadie quisiera una guerra.

Katniss trata de convencer a todo el mundo pero su victoria ha dado esperanzas y los distritos la empiezan a ver como una líder. Decepcionado, furioso y asustado, el Presidente Snow busca una manera de eliminar a Katniss de una vez por todas.

The Hunger Games: Catching Fire es excelente y supera a la primera instalación a gran escala.

Es difícil que den un Premio de la Academia por actuaciones en películas como ésta pero debo decir que Jennifer Lawrence hace un trabajo formidable; ella es capaz de transportar su talento a películas menos exigentes -en cuanto a actuación per se se refiere- como ésta. Y a su lado tuvo a un elenco bastante balanceado. Josh Hutcherson y Liam Hemsworth hicieron un trabajo bastante pasable (mucho mejor que en la primera entrega), se notaban más cómodos y más equilibrados en esta adaptación. Liam nuevamente cuenta con poco tiempo en pantalla, en la próxima lo verán más, lo puedo asegurar.

Los papeles de Woody Harrelson y Elizabeth Banks son bastante parecidos a la entrega anterior, sus personajes no evolucionan mucho de una película a otra. Lo mismo puedo decir de Donald Sutherland y el Presidente Snow.

Quienes me sorprendieron bastante fueron Philip Seymour Hoffman y Jena Malone, personajes nuevos en la serie pero con gran impacto. Ambos actores hicieron un excelente trabajo, en mi opinión. También debo mencionar positivamente el trabajo de Jeffrey Wright (como Beetee) y Willow Shields (como Prim). Quien no me sorprendió mucho fue Sam Caflin (como Finnick Odair).

La edición de video y sonido fueron excelentes, los efectos especiales están muy bien logrados (mucho mejor que en la primera parte), la música es muy buena y ya no notaremos esa molesta tembladera de cámara que tanto afectó a la primera entrega.

The Hunger Games: Catching Fire no es perfecta (eso no existe en el cine), pero es lo mejor que he visto este año. Es una adaptación bastante fiel al producto original, sentía que nadaba entre las páginas del libro, sentía que estaba releyendo el material. Fue una experiencia muy agradable… y ni hablar del trasfondo político-social, ufff.

Aún no estoy seguro en si harán dos partes de “Mockingjay” (“Sinsajo”) como estaba previsto, o una sola pero, si quieren saber (sin spoilers) qué esperar de ella, les daré un adelanto:

Esperen un transcurso de película un poco triste y depresivo, esperen mucha acción, una guerra, más tiempo en pantalla de Liam Hemsworth, muchas pérdidas trágicas, unos cuantos giros, la elección amorosa de Katniss y muchas cosas más. Personalmente pienso que todo se podría lograr en una película pero, ¿qué se yo de eso?

Por ahora hay que conformarse con esta película (o, mejor aún, que lean todos los libros).

He abundado en demasía pero repetiré una vez más, The Hunger Games: Catching Fire es excelente; si no la han visto vayan a verla y no dejen que la primera parte les nuble el entendimiento. Son directores diferentes, son actores más maduros… es un resultado distinto, mejorado, satisfactorio… De lo mejor que he visto este año.

Now You See Me

now-you-see-me-quad-story‘The Four Horsemen’ (Los cuatro jinetes) son un grupo de ilusionistas que captan la atención de la FBI y de de la Interpol después de robar un banco en plena presentación.

Perseguidos incansablemente por un agente de FBI y una detective de la Interpol, los ilusionistas no dejan de llevar a cabo sorprendentes atracos y todos con una mira en común que será desvelado al final.

Now You See Me es un  thriller que cumple su cometido de principio a fin, entretener. Me gustó el hecho de que los ‘trucos’ fueron explicados detalladamente y que, en mi opinión, contiene un elenco de primera.

Los Cuatro Jinetes están interpretados por Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Isla Fisher y Dave Franco. Marc Ruffalo, Michael Kelly y Common forman parte de la FBI y Mélanie Laurent es la representación de la Interpol en terreno americano. Morgan Freeman es un ilusionista retirado que se da a la tarea de desvelar todos los trucos de los ilusionistas y Michael Caine es el benefactor de los Cuatro Jinetes, algo así como su soporte económico.

Now-You-See-Me-now-you-see-me-34798393-1600-1200

Ampliando un poco sobre la trama (sin spoilers, por supuesto), los cuatro protagonistas, al principio del film, se encontraban cada quien en lo suyo, haciendo sus trucos y buscando fama y dinero a su manera. Cada uno recibió una carta de tarot, la cual desvelaba una fecha y un lugar, los cuatro se reunieron allí y, un año después, ya vemos que son famosos y no es hasta entonces que empiezan a usar sus trucos para fines criminales.

La película es muy buena, tiene excelente ritmo, muchas escenas llenas de adrenalina y grandes actuaciones (para el género)… Ahora bien, Now You See Me no es perfecta. Por favor no la comparen con “The Illusionist” o “The Prestige”, no son parecidas ni cumplen el mismo objetivo. Now You See Me es un blockbuster de verano.

Lo único malo de la película es el giro del final, así mismo como la temática (magia), sientes que acabas de descubrir cómo se logra una ilusión que te mantuvo adivinando por mucho tiempo: decepcionado y algo triste.

No dejes que ésto último les detenga… A mi me gustó mucho la película, puede que a ustedes también.

Anger Management

Como en la vida hay de todo, también hay películas que pasan muchas veces por televisión y alcanzas a verla completa pero en siete distintos días y por pedazos; algo así como el primer día ves el final, otro día un poco de la mitad, otro día el principio… bueno, ya tienen una idea. Luego llega el día donde puedes verla sin interrupciones, desde el comienzo y, cuando acaba la película, lo primero que piensas es “Rayos, ya la había visto completa”… Anger Management, vivo ejemplo de esto.

Esta sencilla película fue lanzada en el 2003, dirigida por Peter Segal y protagonizada por Adam Sandler y Jack Nicholson.

Trata sobre un hombre tímido y reservado que es injustamente sentenciado a diversas horas de terapia de control de ira con un hombre que aparenta estar aún más loco y con mayores problemas que él.

Es una comedia que logra su cometido gracias al personaje de Jack Nicholson (uno de mis viejos actores favoritos y cuyo rostro me hace reír de tan solo verlo). Adam Sandler, en mi opinión, hace el mismo papel al que siempre ha estado acostumbrado y Marisa Tomei se pasó la película entera mordiéndose el labio inferior (parece que se le olvidó que en ese entonces tenía 39 años y eso luce muy poco a esa edad).

Una película despreocupada que puede relajarte por poco más de una hora, Nicholson asegura carcajadas, Sandler no tanto.

No Country For Old Men

 

Los hermanos Ethan y Joel Cohen adaptan y dirigen una película que fue un éxito por allá en el 2005. Una adaptación de la novela de Cormac McCarthy que generó casi 75 millones de dólares en los Estados Unidos bajo un presupuesto de 25 millones. Y, como si esto fuera poco, fue ganador de 4 Premios de la Academia (mejor conocido como Oscars). Entre estos premios estuvieron: Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Guión Adaptado y Javier Bardem como Mejor Actor de Reparto.

No Country For Old Men nos narra la historia de Llewelyn, un hombre normal de Texas que se encuentra con los restos de un grupo de personas muertas después de lo que aparentaba ser un intercambio de drogas que no salió bien. Entre los restos, Llewelyn encuentra una elevada cantidad de dinero y lo toma para sí. Esto hace que un psicópata asesino lo tenga en su mira y detrás de sus talones mientras trata de recuperar el dinero. Este hombre -Anton Chigurh- no se detendrá y matará a cualquiera que se interponga en su camino, inocente o no, civil o policía… mientras tanto, Llewelyn siempre trata de estar un paso adelante. También entra en juego la vida del Sheriff Tom Bell, mientras este trata de atrapar a Anton.

Josh Brolin interpreta a Llewelyn y el veterano Tommy Lee Jones al Sheriff Tom Bell. Javier Bardem personifica excelentemente a Anton Chigurh y, como mencioné a principios de la entrada, este actor español fue galardonado con un Oscar por el esfuerzo y el brillante papel que ejecutó.

No Country For Old Men dura unas dos horas y los minutos transcurren con fluidez. La primera hora de la película es excelentísima, la segunda hora también lo es, pero no al mismo nivel. La película va decayendo en los últimos cuarenta-treinta minutos; supongo que hasta el juego del gato y el ratón puede llegar a cansar y creo que el mayor punto negativo es el seco y abrupto final.

Los personajes son sumamente interesantes y los aspectos técnicos no defraudan en lo absoluto. Todo está en perfecto orden.

Describiría esta película como un estudio psicológico de algunos personajes mientras se da el juego del gato y el ratón. Sí, tiene violencia y sí, tiene escenas impactantes, así como algunos elementos de un film noir. Creo que es un buen combo y, con 4 Oscars bajo el ala, creo que una recomendación está implícita.

The Hunger Games

“May the Odds be Ever in your Favor”

Algo muy curioso me pasó con esta película, sucede que tardó 3 semanas para llegar a los cines de mi ciudad y estaba muy emocionado mientras pensaba que saldría el mismo día que se estipuló. No pude verla ese día y los comentarios y la recepción de algunas personas fueron disipando mi entusiasmo. Aún así, cuando pude verla (horas atrás) quedé muy satisfecho con el producto final, en cierto modo puedo decir que valió la pena esperar, pero habría algo de mentira en eso, pues era el mismo día de su lanzamiento que quería disfrutarla. Pero bien, ya la vi y a continuación plasmaré mi opinión.

“The Hunger Games” es la adaptación cinematográfica de Gary Ross del libro del mismo nombre, publicado el 14 de Septiembre del 2008. Fue escrito por Suzanne Collins y es el primero de una trilogía a las que siguen “Catching Fire” y “Mockingjay”.

No abundaré mucho en la sinopsis, pero les diré que trata sobre una nación que, dirigida por una capital, tiene a 12 distritos bajo sus pies. Cada año eligen a dos jóvenes de cada distrito y estos 24 participantes deben luchar a muerte en un campo diseñado para que se lleve a cabo esta actividad, a la que se conoce como “Los Juegos del Hambre”, estos juegos son televisados para que todos puedan disfrutarlo (o sufrirlo).

Sé que es una descripción un poco ambigua pero es más que suficiente para que tengan la idea de que va la película.

Supe del libro casi inmediatamente ya que Stephen King (mi autor favorito) lo recomendó y usando menos palabras para el argumento que las que yo utilicé. Leí el libro en unos pocos días y quedé impresionado.

Años más tarde -en la actualidad- tenemos la película hecha realidad y, como dije anteriormente, quedé satisfecho con esta entrega especial.

Voy a empezar con los puntos negativos (que son muy pocos). La película está clasificada PG-13 y, debido al tema del film, se le quita un poco de credibilidad a las escenas violentas; muchos se quejan de la poca cantidad de sangre y de las omisiones de varias muertes de los tributos. Otro punto muy criticado es el manejo de la cámara, y estoy de acuerdo, a veces parece que era el hijo de dos años del director que sujetaba el aparato; demasiado movimiento y esto hacía que se perdiera la esencia en algunas escenas y provocaba cierta confusión en otras. Los efectos especiales no fueron muy creíbles más con algunos de los animales (las avispas y los perros, principalmente), muy poco sé de eso, pero no quedé convencido. Muchos se quejaron de los perros en la película, pero era imposible visualizar las bestias (con los ojos de los tributos caídos) presentadas en los libros. Por cierto, si quieren una lista detallada de los cambios entre el libro y la película, pueden verlo aquí (pero en Inglés).

The Hunger Games está encabezada por actores jóvenes pero con experiencia previa; la atractiva Jennifer Lawrence (nominada al Oscar por “Winter’s Bone”), Josh Hutcherson (“Zathura”, “Bridge To Terabithia”) y Liam Hemsworth (“Knowing” y la próxima “The Expendables 2“). Estós jóvenes acompañados de veteranos y excelentes actores incluyendo nombres como Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Wes Bentley, Stanley Tucci y el famoso rockero, Lenny Kravitz. Considero que todos estuvieron magníficos, en especial Lawrence, aunque admito que la actuación no era el factor necesario para hacer triunfar a esta película.

También se contó con un talentoso grupo de jóvenes para encarnar a los tributos de cada distrito.

La música en The Hunger Games, a mi parecer, es un punto elevado a su favor. Creo que se supo utilizar bien, dejando en silencio algunas escenas dramáticas y llenas de suspenso, como así notas suaves cuando se necesitaba y ritmos frenéticos en momentos claves.

El libro apenas tiene 380 páginas aproximadamente y creo que para una película de 142 minutos fue una muy buena adaptación donde se recogieron informaciones importantes y relevantes y donde se aisló el resto sin alterar en demasía la historia que, por cierto, está muy bien contada. Advierto que no pueden perderse los minutos del principio si quieren entender en totalidad las intenciones y los “porqué” del Distrito Capital.

The Hunger Games ha batido records en ventas desde su lanzamiento, tomando en cuenta que son records válidos por ser una película que no es secuela de alguna otra, me explico, las películas que han generado más dinero que ésta es debido a que son secuelas de previos éxitos taquilleros, como Harry Potter y Twilight. Con tan solo 78 millones de dólares de presupuesto, la película ha recaudado 500 millones de dólares a nivel mundial.

Muchos la comparan con la adaptación japonesa “Battle Royale” (película de la cual les hablaré en la siguiente entrada). En verdad las similutes son innegables aunque la escritora dice que desconocía de esta película a la hora de haber escrito el libro. Pero bien, son simples similitudes, nada de considerarse plagio.

Concluyendo, nunca (salvo sus pequeñas excepciones -la primera adaptación de Narnia, por ejemplo-) se podrá decir que una adaptación cinematográfica es mejor que las palabras plasmadas en el libro. The Hunger Games es un texto escrito en primera persona, donde se deja entrever los pensamientos y sentimientos de la protagonista, algo muy difícil de plasmar en pantalla. Por esto la película pierde intensidad, no lo puedo negar. A pesar de esto, es una muy buena adaptación, muy memorable y llena de emociones. Algunos se quejaron del final, parece que no saben que faltan dos libros por adaptar (que serían 3 películas más, según han anunciado).

Estoy de acuerdo cuando dicen que debió de ser una película clasificada R, pero recordemos que los libros fueron escritos para jóvenes adultos; además, esto es estrategia para alcanzar más público. No se cierren con esta película, disfrútenla por lo que es: una más-o-menos-fiel adaptación de un excelente libro, una película que llenará a muchos y, lamentablemente, dejará vacío a los más exigentes.

Es la primera película que veo (de las que han salido este año 2012), he cumplido mi promesa, por lo que sea cual sea la puntuación que le dé a la película, será la mejor que he visto de este año. Para los curiosos, la he puntuado 9.5 por las cámaras temblorosas e insatisfacción con algunos efectos especiales, además de la falta de sangre y violencia… En todo lo demás se ha ganado su puntuación.

Zombieland

 

En la entrada anterior les comentaba sobre la posible película que lanzó a Emma Stone al estrellato. Ahora hablaré sobre una en la que Emma Stone participó un año antes del lanzamiento de Easy A. Esta película es Zombieland.

No recuerdo el haber visto trailers de esta película y, por mucho tiempo, tuve la impresión de que este film era puro horror y un cesto de clichés de esos que siempre vemos en películas de zombies. Pero no, Zombieland es una desenfrenada aventura de comedia y, claro, algunos elementos grotescos.

El mundo entero ha sido golpeado por una infección apocalíptica en la que la mayoría de la población se ha convertido en zombies. Columbus (Jesse Eisenberg) es un joven que, al parecer, resulta ser inmune a la infección y anda buscando la manera de llegar hasta su familia en Ohio. En el trayecto, conoce a Tallahassee, un adicto tanto a los Twinkies como a matar zombies; luego estos se encuentran a dos hermanas, Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin). Estos nombres se los ingeniaba Tallahassee, para así no crear lazos muy amistosos en caso de una muerte prematura o conversión a muerto-viviente.

Quizás es un error de mi parte categorizar a Zombieland como una comedia, es más bien una película de horror bastante graciosa, hay mucha sangre, mucho gore, y hasta un poco de desnudez… pero todo esto presentado cómicamente al espectador.

El personaje de Jesse Eisenberg, Columbus, elaboró una lista de cosas-para-hacer-para-sobrevivir, y estas reglas enumeradas nos salen en pantalla en cada situación necesaria. Cosas como “Mirar el asiento de atrás”, “abrocharse el cinturón”, “tener cuidado con los baños”, etc.

El personaje de Woody Harrelson es bastante gracioso, al igual que el de Eisenberg. Emma Stone y Abigail Breslin aportan buenos personajes a la trama; y hay un cameo -que no diré quién es- que participa en una de las escenas más graciosas.

La película es sumamente corta, unos 80 minutos que pasarán volando entre risas, desenfrenada acción, sangre y cientos de zombies. La recomiendo enteramente (si aún no la han visto).

Friends With Benefits

Varias películas con la misma premisa, incluyendo una que salió meses atrás de este mismo año y una serie por ahí con el mismo nombre, aún así es una fórmula que parece gustar a la audiencia y, aunque admito que no soy tan cine-exigente, es una fórmula que ha funcionado un poco para mi. Al menos logran entretenerme.

Friends With Benefits comienza con las graciosas rupturas de Dylan y Jamie con sus respectivos novios, desde entonces ambos deciden en no creer en los clichés de los romances de Hollywood. Cuando ambos se conocen, llevan su amistad a otro nivel: Sexo sin compromisos, amigos con derecho. Con el tiempo, comprueban que esto se puede volver complicado.

Como dije anteriormente, una fórmula que ya conocemos de películas recientes como No Strings Attached. Es una película divertida y graciosa, algo sweet por momentos. Creo, personalmente, que Mila Kunis es una excelente actriz y, saliendo de un éxito como lo fue Black Swan, creo que cayó un poco bajo al aceptar un rol en este film. Pero bien, quizás el asunto está de moda, ya que Natalie Portman hizo lo mismo al involucrarse con No Strings Attached.

Mila Kunis no se destaca tanto en su papel salvo, quizás, en el último cuarto de la película dándole paso a un guión escrito para beneficios de Justin Timberlake, que considero un actor pasable, pero aquí se me hizo difícil no verlo como quién realmente es: Justin y no Dylan, a quién supuestamente interpretaba. Era como ver a Charlie Sheen interpretar a Charlie en Two And A Half Men, auto-interpretaciones.

Recuerdo una entrada que titulé Friends With Benefits Vs. No Strings Attached, y ahora me toca decir mi veridicto: a pesar de tener la misma premisa, ambas películas son muy diferentes en desarrollo, les doy todos los puntos de actuación a Ashton y Natalie, pero en cuanto a actores de reparto, Friends With Benefits le toma el trono, destacándose Woody Harrelson y Richard Jenkins. Al igual que la trama, FWB es más inteligente, más dulce, más divertida. En cuanto a dirección, Ivan Reitman (quién dirigió a NSA) tiene más experiencia y lo demostró.

A pesar de que Ashton y Natalie sean mejores personificadores que Mila y Justin, estos últimos demostraron que es la química entre dos actores que hace un gran aporte al desarrollo de una trama.

Otro detalle es que, hasta la fecha en IMDB FWB puntúa 6.8, mientras que NSA tiene un 6.2. Como pueden darse cuenta, ambas películas oscilan entre lo moderado.

Ahora bien, ambos temas son muy adultos, las escenas no serán crudas, pero no hay duda de lo que se quiere transmitir en cada una de ellas. Son películas para disfrutarse en grupos de jóvenes-adultos, o en pareja… Lejos de los niños.

Aunque disfruté más FMB, las recomiendo las dos, Mila y Natalie, ambas bellas, no defraudan… Y ambas películas entretienen, una más que otra… pero ambas totalmente disfrutables. Véanlas por si mismos y lleguen a su propia conclusión, me intrigaría conocerlas 🙂

A %d blogueros les gusta esto: